Crear PDF Recomendar Imprimir

PostHeaderIcon Rieju Strada 125 - Utilitaria R

Textos: Antonio Cuadra Fotos: AC Acción: Álex Ruiz 17 Diciembre 2018

Una moto urbana no tiene por qué ser estrictamente funcional y económica. Y así nos lo demuestra Rieju que recupera la denominación de Strada de mediados de los ochenta para esta moto con estética deportiva que, sin recurrir a componentes sofisticados como horquillas invertidas y monoamortiguadores, no pierde ese lado divertido y lúdico que complementa al del uso diario.


Rieju Strada 125 Ya estamos a punto de entrar en el 2019. El año que conmemora los 75 años de Rieju y la convierte en la marca más veterana en activo de producción española. Un año para sentirse orgulloso del pasado y conmemorarlo con dos novedades en el segmento de la moto de carretera como la Century y la Strada que traemos a Moto125.cc. La primera, y más sofisticada, rinde homenaje a la mítica 175, mientras que la Strada lo hace a los modelos con el mismo nombre que aparecieron en 1984 en las cilindradas de 50 y 75 cc.

Rieju Strada 125

De hecho, la filosofía de la nueva Strada tiene mucho que ver con las de hace 34 años: unas naked de líneas sencillas con mecánicas sencillas y efectivas (aunque la 75 cc utilizaba el motor Minarelli K6 con culata refrigerada por agua) y suspensiones simples (horquilla telescópica y pareja de amortiguadores traseros con botella separada en nuestra 125) acompañado todo ello de un pequeño carenado para desviar el aire.

Obviamente el paso del tiempo hace que los frenos de tambor den paso a potentes discos en ambos ejes con funcionamiento combinado CBS, y que se abandone la mecánica 2T por una más respetuosa 4T de concepción Honda CB-F con inyección Delphi y fabricada por Zongshen que incluye en sus características disponer de un eje de equilibrado para filtrar las escasas vibraciones que produce. Este propulsor lo estamos viendo en multitud de modelos de otras marcas.

Para su uso urbano de diario, viene equipada con un estable caballete central que se complementa con una pata de cabra poco recomendable de usar ya que es de las que se recoge sola, con las lógicas lamentaciones del usuario por los desperfectos que se puedan producir en el lado izquierdo de la moto. Entre sus detalles prácticos destacar el compartimento de carga bajo el asiento al que le dedicaremos el apartado “El detallazo” por su gran capacidad.

Su cuadro de instrumentos muestra una configuración al estilo deportivo con una pantalla LCD junto con un cuentavueltas analógico (de funcionamiento electrónico) con un final de escala en 12.000 vueltas que impone respeto de primeras aunque muy alejado del tope del régimen del motor en 9.500 rpm. La pantalla, por su parte, se lee bien mostrando la velocidad de crucero, cuentakilómetros total/parcial, indicador de marcha engranada y nivel de gasolina por tan sólo 4 segmentos. Sólo se echa en falta un reloj horario tan práctico en un vehículo con vocación urbana.

Rieju Strada 125

En esa combinación funcional con estilo deportivo merecen una mención especial los semimanillares, elementos que se asocian con las nakeds más radicales, pero que en la Strada se adaptan a una posición más adecuada para callejear elevando considerablemente ambas empuñaduras.

Y como detalle de actualidad, la Strada se apunta a la tecnología del alumbrado LED, utilizando combinaciones de diodos para los cuatro intermitentes así como para el piloto trasero y luz de freno. El faro emplea dos ópticas independientes superpuestas iluminadas por sendas bombillas halógenas, con una tercera más pequeña dedicada a la luz de posición por bombilla convencional.


A bordo

Rieju Strada 125

A priori, la Rieju Strada incorpora todos los requisitos que se pueden exigir a una moto destinada a ser la herramienta de desplazamiento casa-oficina y vuelta todos los días. Empezando por la posición de conducción te diremos que los 845 mm de altura del asiento permitirán llegar al suelo apoyando firmemente las dos plantas de los pies a cualquier usuario; como referencia, las estaturas entorno al metro setenta adoptan una ligera flexión en las piernas que da margen a tallas más bajas.

A la hora de ponerse en marcha subiendo los pies a las estriberas apreciamos los estrechamientos practicados en el depósito para no abrir las piernas por sus 12 litros de capacidad. La postura que se adopta es realmente cómoda con los pies ligeramente retrasados y manos elevadas y separadas gracias a sus altos semimanillares, lo que conlleva circular con la espalda erguida para poder otear el tráfico que nos antecede o disfrutar del paisaje utilizando la Strada como moto de paseo.

El motor de arquitectura CB-F es todo dulzura de funcionamiento y suavidad a lo que acompaña el buen tacto que ofrecen los mandos en el manillar. Lo único que se le puede achacar es que le falta tracción a bajo régimen (desde 4.000 revoluciones). Por ello hay que estar muy pendiente del cambio para que no se venga abajo y obligue a reducir un par de marchas con el fin de mantenerlo en su régimen óptimo de funcionamiento.

Rieju Strada 125

Es un motor tranquilo que, como te hemos adelantado, estira hasta las 9.500 vueltas donde entra en acción el corte de encendido, aunque lo suyo es no sobrepasar las 9.000 rpm para cambiar de marcha.

En su velocímetro digital podrás ver unos optimistas 116 km/h en llano agachándote lo que puedas para ganar aerodinámica que se corresponden con los 102,7 km/h reales que registró nuestra telemetría. Incluso cuesta abajo se pone más contenta alcanzando los 120 de velocímetro. Si pretendías rodar todavía más rápido por carretera abierta te recomendamos que no alargues el desarrollo como lo hacemos en otras ocasiones: no hay suficiente potencia para vencer la resistencia del aire más allá de la barrera de los 100 reales. El consumo registrado es contenido, 3,11 litros cada 100 km, consiguiendo una autonomía significativa de 386 km con su depósito de 12 litros.

Por precio resulta razonable: 2.199 € con la garantía de Rieju y en blanco o el negro de las fotografías.


Linea de tierra

Rieju Strada 125

Los neumáticos escogidos para la Strada son unos CST chinos en unas medidas tirando a estrechas comparándolas con las de otros modelos de tendencias deportivas, pero que no llegan a ser críticas. En seco dan confianza, aunque no los llegamos a probar en mojado.

Las suspensiones cumplen su cometido. La sencilla horquilla telescópica muestra un tarado correcto, mientras que los amortiguadores con botella de gas separada resultan un poco durillos y les salva el tramo de muelle blando en la parte superior, aunque ese recorrido es corto. No cuenta con regulación posible; de hecho la moldura superior en color dorado a juego con las botellas es simplemente decorativa.

Rieju Strada 125

En cuanto a frenos, la Strada está muy bien dotada con sendos discos de 280 mm delante (con perímetro Wave) y 220 mm con latiguillos metálicos recubiertos en funda de plástico y combinados entre sí (CBS) para lo que se recurre a la típica pinza de triple pistón cuyo pistón se central se combina con la pinza trasera monopistón a través del pedal de freno. Hay mucha potencia de frenado y se dosifica muy bien con una contribución delantera del funcionamiento combinado muy suave.


En compañía

Rieju Strada 125

El asiento de la Rieju acoge dos plazas sin apreturas. Además, esas dos plazas están bien delimitadas para que los pilotos altos no se sienten hacia atrás y reduzcan la zona de acomodo para el pasajero. El peso extra del pasajero no llega a ser problema para los 10 CV (a ojo) del motor ni tampoco para la suspensión trasera que ya acaba con el tramo blando y pasa directamente al duro. Dispone de unas asideras tipo spoiler a las que se agarra bien, con las estriberas en una posición cómoda.


Con lupa

Haz click sobre la imagen para ampliar

 

Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
La frenada delantera se confía a un disco de 280 mm de diámetro con perímetro Wave y grandes ranuras de ventilación. Lo muerde una pinza de triple pistón, con el central que se combina con la pinza trasera a través del pedal. El motor está fabricado por Zongshen con una estructura basada en los que utiliza Honda para su CB125F: refrigerado por aire, con culata de 2 válvulas y cambio de cinco velocidades. Resulta muy suave de funcionamiento y sin vibraciones. El caballete central ofrece un apoyo muy estable en los estacionamientos en una posición muy equilibrada para desmontar incluso cualquiera de sus ruedas. Se sube fácilmente gracias a la palanca del lado izquierdo.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
En cambio la pata de cabra o caballete lateral es poco recomendable ya que se recoge sola pudiendo provocar un disgusto por desperfectos en el lado izquierdo de la moto. Su muelle es duro y cuesta extenderla. Las estriberas del piloto cuentan con una gruesa capa de goma en su parte superior. Son articuladas y el soporte se apoya al bastidor por elementos elásticos. Al encontrarse en una posición retrasada se dispone de un reenvío para la palanca de cambio. Los amortiguadores traseros, aunque sean oleoneumáticos con botella de gas separada, le dan un toque tradicional a la Strada. El funcionamiento del gas le da un toque progresivo (más duro conforme aumenta el recorrido), además del doble paso de muelle.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
Las estriberas del pasajero son idénticas a las del piloto con ese grueso recubrimiento de goma superior. Van montadas sobre unos soportes de fundición al bastidor e incluyen también el tope para que los pies no se cuelen hacia dentro. El cubrecadenas cubre sobradamenta la cadena en su recorrido superior. El desarrollo final de serie es el más adecuado dada la potencia del motor (entorno a los 10 CV): mejor no cambiarlo. De serie cuenta con este parabrisas corto en tono ahumado para desviar el aire de marcha. Para conseguir una postura aerodinámica detrás de él hay que agacharse bastante y lo dificulta una postura algo adelantada.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
El faro se compone de tres ópticas superpuestas con formas de hoja de parra. La inferior, dedicada a la luz corta o de cruce, la ilumina una bombilla halógena, igual que la intermedia dedicada a la luz larga o de carretera. La superior es la de posición. Sobre el guardabarros delantero aparece el nombre del modelo, su cilindrada y el emblema que conmemora los 75 años desde que Luis RIEra y Jaime JUanola iniciaran la fabricación de accesorios para bicicletas y, posteriormente, la de motos. Otro detalle que realza ese aspecto deportivo de la Rieju Strada es la quilla. Ésta cubre parte del codo de salida del colector de escape, fijándose a los mismos tornillos de las tapas del cárter del motor.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
El tapón del depósito de gasolina está bien resuelto al disponer de cerradura unificada con la de contacto (bajo una solapa protectora) y bisagra para que no se nos caiga (y rompa) en los repostajes. Tiene formas racing. El pasajero cuenta con una zona de asiento dedicada correcta en longitud con un tapizado antideslizante y con doble costura en hilo rojo. A ambos lados se encuentran las asideras laterales con formas de spoiler muy cómodas para agarrarse. Los aletines picudos en la parte delantera del depósito son otro detalle “racing” de la Rieju Strada. Simulan encerrar entre ellos un inexistente radiador y canalizar el aire de marcha hacia su superficie.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
El motor CB-F cuenta con carrera larga para hacerlo más tranquilo de carácter reduciendo sus emisiones contaminantes. Las pocas vibraciones que podría generar se anulan con un eje de equilibrado que gira en sentido contrario al cigüeñal. El pedal de freno está bien acabado: es una pieza en fundición con la punta recubierta de una goma para que no resbale la punta del pie. Como la estribera del lado izquierdo, la del derecho no cuenta con muelle de recuperación. El silenciador de escape es largo y para nada voluminoso como lo que se suele llevar en las mecánicas Euro 4. Un envoltorio por moldura plástica en color gris protege al piloto y pasajero de posibles quemaduras.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
El depósito de líquido de frenos de la bomba del freno trasero se independiza de la bomba y se sitúa por encima del soporte de la estribera derecha del pasajero para poder controlar el nivel fácilmente. El disco trasero es más pequeño (220 mm de diámetro) sin las florituras Wave del disco delantero, quizá porque no se lucen al quedar semioculto por el silenciador de escape y tener que agacharse para verlo. Las suspensiones convencionales, como la horquilla telescópica de la Strada, hacen tan buen trabajo en motos ligeras como las invertidas y contribuyen a no encarecer el precio final del producto.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
Más oculta que el disco trasero se encuentra la pinza de freno trasero aunque resulta más fácil para comprobar el desgaste de las pastillas. Se trata de una pinza monopistón que emplea un latiguillo de trenzado metálico recubierto de una funda plástica. Lo habitual en motos urbanas es recurrir a sencillos manillares de tubo, pero en la Strada se emplean semimanillares de fundición contribuyendo a aumentar el aspecto racing, aunque en la práctica están sobreelevados. Los mandos de la piña derecha se reducen al cortacorrientes (en rojo) y el botón de arranque. Hay una tapa que cubre un tercer interruptor que bien podría ser el de los intermitentes de emergencia. No faltan los contrapesos.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
En cambio, en la piña izquierda encontrarás todos los mandos: los conmutadores de intermitentes y luces corta y larga, el botón de claxon y el gatillo de ráfagas que asoma por delante. Los retrovisores cumplen su función. La imagen es nítida dado la ausencia de vibraciones, y el mástil de varilla sencilla se completa con sendos guardapolvos en la articulación superior y en la base. La cerradura de contacto va embutida en la parte central delantera de la tija superior. Además de las funciones de contacto y bloqueo, añade la “P” a continuación para activar la luz de posición. Ojo, que no se te cuele que te agota la batería.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
El asiento del piloto es realmente cómodo, se encuentra “hundido” entre el depósito y el asiento del pasajero con formas de silla de montar. Incluso, el escalón con el nivel de pasajero hace de minirrespaldo. El cuadro de instrumentos combina un cuentavueltas analógico (de funcionamiento electrónico) con una pantalla LCD y cinco testigos luminosos sobre ella. La zona roja comienza a las 10.000 vueltas y es inalcanzable (corte a las 9.500 revoluciones). Debajo del asiento y en su parte posterior encontramos la centralita o ECU que gestiona el sistema de alimentación por inyección. La firma Delphi, la compañía norteamericana que se ocupa también del sistema de inyección de las Harley-Davidson.
Rieju Strada 125 Rieju Strada 125 Rieju Strada 125
La imagen muestra el cuerpo de mariposa por el lado derecho y en primer plano el TPS o sensor de posición del acelerador conectado a la válvula de mariposa. Encima, en posición inclinada, se ve el inyector. La tapa lateral derecha se fija por dos tetones y un tornillo en su parte inferior. Retirándola se da acceso a la batería y a los fusibles que protegen la instalación eléctrica. Por el otro lado se encuentra la caja del filtro. La tecnología de alumbrado LED está presente en la óptica del piloto trasero y luz de freno y en los cuatro intermitentes con forma de flecha y tulipa transparente. En los cinco casos se emplean matrices de diodos.


Hace 34 años: Rieju Strada 50/75

Rieju Strada 50

La marca de Figueres recupera la denominación Strada (carretera en italiano) de un modelo que se comercializó en 1984 en las cilindradas de 50 y 75 cc. Como era costumbre en Rieju, las mecánicas corrían a cargo de la fábrica italiana Motori Minarelli: la P6R para la 50 cc y la K6 para la 75 cc, ambos motores de 2T con cajas de cambios de 6 velocidades. La K6 75 era innovadora por emplear culata refrigerada por agua (previamente empleada en la Marathon 75 segunda serie). El éxito y tecnología de la versión de 75 cc se vieron empañados por la aparición de la Honda MBX 75 Hurricane con refrigeración líquida completa y bomba de agua, además de un eje de equilibrado para reducir vibraciones. Foto: amoticos.org.


El detallazo

Rieju Strada 125

No es nada habitual encontrarse tanto espacio debajo del asiento de una moto (scooters aparte). El asiento se abre a través de una cerradura que se encuentra en la parte trasera izquierda del colín. La bandeja principal donde se depositan los objetos a transportar se encuentra a continuación del depósito (a la izquierda en la imagen) con una superficie y profundidad fuera de lo corriente, que permite llevar encima incluso un antirrobo articulado de pequeña longitud. Entre esta bandeja y la ECU de la inyección vemos un travesaño donde apoya el asiento y que sirve para alojar por debajo la dotación de herramientas.


Prestaciones con nuestro equipo de telemetría

Aceleración 0-50 m 5,23 s (51,8 km/h)
Aceleración 0-100 m 8,33 s (63,1 km/h)
Aceleración 0-400 m 21,96 s (89,8 km/h)
Aceleración 0-1.000 m 44,68 s (97,3 km/h)
Aceleración 0-100 km/h 51,80 s (1.195 m)
Velocidad máxima 102,7 km/h
Consumo 3,11 l/100 km
Autonomía 386 km
Peso total lleno 140,6 kg
Reparto tren delantero 44,0%
Reparto tren trasero 56,0%

Estética deportiva
Funcionalidad urbana
Potencia frenos
Pata de cabra autoplegable
Potencia a bajo régimen
Amortiguadores no regulables

Ficha técnica/ Equipamiento/ Precio/ Galería Imágenes



 Ver FICHA TÉCNICA/EQUIPAMIENTO/PRECIO/IMÁGENES de la Rieju Strada 125


Rivales directos Honda CB125F
Keeway RKS 125 /Sport
Macbor Stormer R 125
MH NKZ 125
Yamaha YS 125