• Autor del texto – Fortunato J. Sanz
  • Fecha – 4/8/2017

Nuestras tiernas manos poco pueden hacer cuando la cuestión es agarrar con firmeza elementos metálicos. Siempre viene bien tener herramientas de sujeción para estos menesteres, pero sin pasarnos, que éstas si que son duras de verdad y la cuestión es arreglar sin dañar la pieza.


Herramientas mecánica ¿Quién no sabe que es y para qué se usan unos alicates? Seguro que todos lo sabéis y los habéis utilizado más de una vez, pero existen muchos tipos de alicates y, cómo no, muchas más herramientas destinadas a sujetar o agarrar las piezas para ayudarnos en nuestro trabajo con ellas.

Las más utilizadas con fines generales son los alicates en todas sus variantes, las mordazas y los tornillos de banco, amén de aquellas destinadas a un uso más concreto y especializado que veremos en el futuro. Veamos aquellas herramientas de sujeción más habituales y adecuadas para ayudarnos en las operaciones de mantenimiento y reparación de nuestras monturas.

Herramientas

Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Alicates universales
Los alicates universales constan de de dos brazos articulados cerca del extremo de sujeción, con lo cual el esfuerzo de accionamiento se ejecuta como si fuese una doble palanca. Están destinados a sujetar, cortar o doblar y su uso para otros fines generalmente afectará negativamente a la pieza o a ellos mismos.
Alicates Regulables
Es como tener varios tamaños de alicates en uno solo, gracias a las diferentes posiciones y distancias de apertura de sus bocas. Esta regulación de la distancia entre las quijadas permite usarlos para sujetar objetos de pequeño o gran tamaño sin necesidad de tener múltiples alicates uno para cada tamaño. El estriado interior de sus quijadas les hace aptos para sujetar o hacer girar elementos cilíndricos, aunque no es recomendable usarlos como sustitutos de una llave fija.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Otros tipos de Alicates
Existen varios tipos de alicates con bocas más especializadas, tanto rectas como acodadas. Los de bocas planas, gracias a su boca larga y plana nos servirán para sujetar pequeñas piezas o para llegar a esa pieza recóndita. Los de bocas redondas nos servirán para manipular alambres dándoles forma sin partirlos. Los de corte cuentan con dos cuchillas como bocas para cortar alambres o cables de mayor grosor que, con los universales, sería dificultoso. Los de bocas semirredondas, como los de boca cigüeña de la imagen, son los mejores para llegar a esa pieza escondida gracias a sus finas puntas con interior plano y estriado.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Alicates para anillos Seiger (Circlips)
Son alicates especializados en manipular circlips, gracias a sus bocas cónicas terminadas en puntas cilindricas para penetrar en los orificios del circlip. Existen de dos tipos: para circlips exteriores con las puntas abiertas y que trabajan en extensión (apretando los brazos se abren las bocas) y para circlips interiores con las puntas cerradas y que trabajan a compresión como cualquier alicate (apretando los brazos se cierran las bocas). Existen diferentes tamaños tanto de bocas rectas como de bocas acodadas para cubrir cualquier necesidad de accesibilidad y tamaño del circlip.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Mordaza
La principal característica de una mordaza es su carácter autoblocante, es decir, queda fijada en la posición que deseemos sin que tengamos que apretar continuamente como en los alicates normales. Son ideales para sujetar o posicionar piezas sin nuestra intervención una vez bloqueadas. Disponen de tornillo de regulación de apertura de las quijadas, sistema de bloqueo y palanca liberadora.
Tornillo de Banco
Es una de las herramientas más empleadas en el taller. Se sujeta a una mesa de trabajo o banco que debe ser robusto y pesado para soportar las reacciones de la pieza que vamos a sujetar y manipular. Dispone de dos mordazas una fija y la otra móvil regulable con una manilla. La fija lleva asociada un pequeño yunque para golpear la pieza que se está mecanizando. Otra opción de esta herramienta es la base rotatoria que permite orientar el tornillo según la necesidad de la piezas a manipular, inmovilizándola posteriormente.

Utilización

Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Alicates universales
Los alicates universales son una herramienta muy polivalente: su punta (1) nos servirá para sujetar pequeñas piezas, la boca dentada (2) vale para sujetar piezas redondas o poligonales, la guillotina (3) para cortar cables de pequeña sección, y el cortalambres (4) a la altura del eje, como su propio nombre indica, para cortar alambres (los de electricista no lo incorporan). Sus mangos (5) disponen de una goma que hace de empuñadura para impedir que resbalen, y son aislantes, por lo que permiten manipular objetos a tensiones elevadas (desconectar una pipa de bujía con el motor en marcha, por ejemplo).
(2) Boca dentada
No los uses para aflojar o apretar tuercas, sus dientes las mellarían redondeándolas.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
(3) Guillotina
La parte de la guillotina más próxima al eje de los alicates es la más efectiva para cortar un cable.
(4) Cortalambres
Para cortar un alambre deberás abrir los mangos de los alicates (no cerrarlo como en las otras funciones).
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Ajuste de los alicates regulables – 1
La regulación de apertura de sus quijadas es posible gracias al eje asimétrico desplazable que une ambos brazos. En la posición de regulación -quijadas abiertas- el eje se sitúa en uno de los brazos. Gracias a su forma semicircular se puede desplazar a través de la banda de orificios que definen las diferentes medidas de apertura.
Ajuste de los alicates regulables – 2
En la posición de esfuerzo -quijadas cerradas- el eje semicircular queda ajustado en los encastres del orificio seleccionado, quedando así fijado el eje en esa posición y permitiendo la aplicación de fuerza.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Ajuste de los alicates regulables – 3
Lo ideal es elegir una medida de apertura que nos permita cerrar cómoda pero firmemente sus brazos. Si los brazos están demasiado abiertos nos costará más sujetarlos y si están cerrados completamente podrían no agarrar bien las quijadas.
Uso de las mordazas – 1
Primero ajustaremos con el tornillo de regulación la apertura de las quijadas (generalmente un poco más de la medida de lo que queramos sujetar). Las pondremos sobre la pieza a sujetar e iremos cerrándolas hasta que podamos bloquearla. La mordaza ‘nos dirá’ cuando está bien regulada: si está muy abierta quedará floja sin sujetar bien y si está muy cerrada no podremos bloquearla.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Uso de las mordazas – 2
Accionaremos el bloqueo cerrando a tope los brazos. Oiremos un sonido tipo muelle que nos indicará que ha quedado bloqueada.
Uso de las mordazas – 3
Si la mordaza dispone de tuerca de bloqueo de la regulación la apretaremos para evitar que el tornillo de regulación se afloje.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Uso de las mordazas – 4
Y para liberarla simplemente tendremos que accionar la palanca del brazo inferior para soltar el resorte de fijación.
Protectores de mordazas de tornillos de banco
El tornillo de banco es el muy práctico para poder inmovilizar piezas y trabajar sobre ellas. La sujeción de las piezas se hace aprisionándolas entre las bocas con lo que debemos tener precaución para que éstas no dañen la pieza. Para proteger la pieza a sujetar de las mordazas se suelen acoplar unos protectores de aluminio que bien pueden comprarse o bien te puedes hacer tu mismo con unas pletinas de aluminio en “L” (los protectores comerciales incluyen imanes para que no se caigan).

Consejos prácticos: Altura ideal del Tornillo de Banco

Herramientas mecánica  La altura del tornillo de banco es muy importante. Si está muy bajo repercutirá en dolores de espalda y si está muy alto no te permitirá ver las piezas con las que vas a trabajar. Para situarlo a una altura correcta apoya el codo en sus mordazas y, con la espalda recta, deberás apoyar la barbilla en la palma de tu mano.

Consejos prácticos: Agarrar sin arañar

Herramientas mecánica  Si no quieres arañar o cargarte la pieza al sujetarla con el tornillo de banco, mejor que le pongas protectores de aluminio a las mordazas.
 Aún mejor, puedes recurrir al viejo truco del trapo envolviendo la pieza en cuestión. Y, ¡ojo!, no aprietes más de lo necesario para sujetarlo: podrías deformar o partir la pieza Herramientas mecánica
Herramientas mecánica  Evita usar el tornillo de banco directamente sobre la pieza. Sus mordazas la arañarán tanto en la pintura como en el metal.

Consejos prácticos: El lado cuadrado de los circlips

Herramientas mecánica  Los anillos Seiger o circlips se fabrican mediante estampación de una plancha metálica por lo que el perfil de uno de sus bordes tendrá forma redondeada. Asegúrate de que el perfil cuadrado (ese lado será más difícil de que se resbale y se salga del cajeado) quede apoyado por el lado más alejado de la pieza a sujetar que realiza el esfuerzo de empuje sobre el circlip.

Consejos prácticos: Liberar anillos Seiger/Circlips

Herramientas mecánica 1
Para sacar un circlip exterior como el del eje del piñón, introduce las puntas de los alicates de circlip exterior en los orificios del circlip sujetando con los dedos la parte inferior para que no salte al sacarlo y se te extravíe (o peor aún, que te dé en un ojo).
2
Ábrelo con cuidado hasta que los extremos sobresalgan del eje y entonces sácalo también con cuidado tirando de los alicates y ayudándote con la otra mano para evitar que salte. No lo abras demasiado, podría perder elasticidad y no ajustar bien al meterlo de nuevo.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 3
La opción destornilladores para sacar un circlip (uno apalancando para abrirlo y otro empujándolo hacia fuera) no es aconsejable pues deformas el circlip y luego no encaja perfectamente. Aunque siempre puede sacar de un apuro este método, pero eso sí: ten cuidado cuando salte.

Consejos prácticos: Liberar el bulón

Herramientas mecánica 1
Si el circlip a extraer es el del bulón del pistón, antes pon un trapo que tape el interior del motor para evitar que se caiga dentro. Estos circlips generalmente son de alambre redondo. Podrás usar alicates de circlip interior o alicates de punta cigüeña.
2
Sujeta los salientes del circlip y ciérralos con el alicate, para después sacarlo con suavidad evitando que toque en las paredes del orificio y pueda soltarse y ‘volar sin control’.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 3
Si no pones trapo corres el riesgo de que el circlip se suelte de los alicates y caiga al interior del motor. Y luego tocaría buscarlo y sacarlo, con lo que eso conlleva.

Consejos prácticos: Pasadores bífidos

Herramientas mecánica 1
Para extraer pasadores bífidos (utilizados para inmovilizar tuercas almenadas) el alicate punta de cigüeña nos vendrá de perlas. Primero enderezaremos las patillas salientes.
2
Después extraeremos el pasador bífido desde el otro lado. Estos pasadores podremos reutilizarlos pocas veces, las patillas al segundo o tercer doblez se partirán. Lo más académico es estrenar nuevos en el montaje.
Herramientas mecánica

Otros
capítulos de
herramientas


Herramientas
Capítulo 1 – Llaves Fijas

Herramientas
Capítulo 2 – Llaves Adaptables

Herramientas
Capítulo 3 – Destornilladores, Allen y Torx

Herramientas
Capítulo 4 – Uniones Roscadas

Herramientas
Capítulo 5 – Herramientas para roscar


Herramientas
Capítulo 6 – Herramientas de sujeción

Herramientas
Capítulo 7 – Herramientas de corte

Herramientas
Capítulo 8 – Herramientas de desbaste (limas)

Herramientas
Capítulo 9 – Instrumentos de Medida

Related Article