• Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Autor acción – Carlos de la Cuadra
  • Fecha – 21/02/2016

Riya es una marca que pronto se ha hecho un hueco en el mercado de la convalidación por sus motos y scooters de aspecto exterior muy cuidado y con precio de lo más asequible. Un buen ejemplo de esta filosofía lo tenemos con este Adonis: un scooter GT con un elevado nivel de equipamiento y con un precio que no sobrepasa la barrera de los 2.000 euros y además con equipo de audio incluido.


Riya Adonis 125 Su estética gusta a primer golpe de vista, y es que los de Riya se han inspirado en el diseño del Suzuki Burgman 400 y eso suma puntos a la hora de conducir con mucho porte, sobre todo cuando no se cuenta con el carnet de moto grande en la cartera. Es quizá el primer punto positivo cuando nos encontramos con el Riya Adonis. Pero no es el único. De hecho, descubrirás que cuenta con un elevado nivel de equipamiento destacando en este sentido el enorme baúl trasero de más de 40 litros de capacidad. Pero el detalle más original es que incorpora equipo de audio, como veremos más adelante en el apartado «El detallazo». A todo esto añade también diodos LED en la doble óptica de faro delantera y en la segunda luz de freno de la óptica posterior, un cuadro de instrumentos (también de inspiración Burgman 400) con mucha información y que ambas ruedas cuentan con sendos frenos de disco.

Riya Adonis 125

Y lo que realmente sorprenderá es que todo esto no sobrepasa la barrera de los 2.000 euros incluyendo el seguro gratis por un año. Obviamente tiene que haber recortes y los encontramos en el propulsor que, no es por supuesto uno refrigerado por agua que roza los 15 CV, sino uno más sencillo refrigerado por aire forzado con culata de dos válvulas que entrega unos discretos 8,35 CV.


A bordo

Riya Adonis 125

Ese aspecto exterior de maxi-scooter no se ha reducido exactamente a escala 1:125, sino que mantiene prácticamente la envergadura original. De ahí que pase de los 2 metros de largo (2,14 m para ser exactos) con una considerable distancia entre ejes de 1.570 mm. Sin embargo, esas dimensiones se llevan muy bien ya que, para empezar, el asiento está elevado a una altura bastante contenida para que cualquier usuario por bajo que sea pueda apoyarse con los dos pies en el suelo, aunque facilitarían mucho las cosas haber practicado unos recortes en las plataformas horizontales para no tener que separar demasiado las piernas.

El volumen del Adonis lleva asociado un peso alto pero contenido (152,7 kg con sus 11,5 litros de depósito lleno) y eso te permite maniobrarlo con facilidad ayudando el reducido radio de giro que ofrece la dirección. No tiene la «densidad» de un GT de 15 CV ya que está un tanto «hueco» por dentro.

Cuando subes los pies para iniciar la marcha, lo natural es llevarlos hacia delante apoyándolos en las plataformas inclinadas, algo propio de las Burgman y, cómo no, del 125 que conocemos en Moto125.cc. También puedes ponerlos sobre las plataformas horizontales pero no vas cómodo (pero es soportable) debido a la escasa altura que hay entre el asiento y las plataformas que te obligan a llevar las piernas en cuclillas. Esa posición es la que debes llevar si llevas la Adonis en ciudad, ya que te permite «echar el ancla» (o apoyar uno o los dos pies en el suelo) de forma más rápida.

Del motor no te esperes prestaciones de vértigo con tan solo 8,35 CV declarados. Pero no se maneja nada mal con los ciento cincuenta y pico kilos en aceleraciones. Eso sí, aunque por fuera se trate de un scooter Gran Turismo, olvídate de utilizar el Adonis por carretera abierta porque le es imposible superar los 95 km/h reales en llano, y se resiente bastante en cuanto tienes la mínima pendiente por no hablar de carga en marcha o un pasajero. Para nada está a gusto en ese medio. Aerodinámicamente el parabrisas cubre muy bien el cuerpo del conductor (sobre todo a lo ancho) e incluso el cuello pero deja al descubierto casi toda la cara.

Riya Adonis 125

Es un scooter con muy buena fachada que viste muy bien al que lo conduce y, por contradicciones con su aspecto exterior, se debe emplear en ciudad donde cumple sin prisas para trasladarte a diario a tu lugar de trabajo o estudios con buena capacidad de carga encima. Lo de «sin prisas» no es por las aceleraciones que desarrollan sus 8,35 CV (insistimos en que no son nada malas) sino más bien por la envergadura y, en particular, por el metro y medio largo de distancia entre ejes que no le sientan nada bien si requieres agilidad de movimientos.


Línea de tierra

Riya Adonis 125

Quizá por su mejor vocación urbana, le viene bien que calce en ambos ejes ruedas de 12 pulgadas. Es una compensación hacia esa falta de agilidad que criticábamos antes. Pero como suele ocurrir en la mayoría de los productos de fabricación china (no en todos), en cuanto tengas oportunidad cambia los neumáticos CST que calza por unos occidentales. La verdad es que, en seco cumplen su cometido, pero en cuanto caen cuatro gotas no son de fiar.

Las suspensiones cumplen bien. Su tarado es correcto para ciudad, un poco tirando a blando pero aportan comodidad y se tragan todos los baches urbanos que encuentres. Los amortiguadores traseros disponen de ajuste de precarga, pero está tan escondido que se quitan las ganas de probar con una posición un poco más dura.

Riya Adonis 125

Por frenos hay que agradecer que en los casi 2.000 euros que cuesta el Adonis no se recanee con estos elementos y que disponga de sendos discos para cada rueda. Para lo que pesa y la velocidad que desarrolla, vas sobrado de potencia.


En compañía

Riya Adonis 125

Sobre el papel, el Adonis sería un buen scooter para compartir desplazamientos a dúo: su gran envergadura permite acoger dos plazas holgadamente, y el baúl que incluye de serie se convierte en un cómodo respaldo para el pasajero (mejor si le añadimos un acolchado). Pero volvemos a encontrarnos con los 8,35 CV y esto le resta salida cuando vamos acompañados. Salvado ese arranque inicial, el Adonis requiere lanzarse para llevar buen ritmo acompañado pero, en ciudad, más temprano que tarde te encontrarás con un semáforo que te hará volver a empezar. Escoge pues el camino con grandes avenidas sincronizadas mejor que callejear. Y aunque el baúl lo ponga difícil para pasar una pierna al otro lado y acomodarse, lo compensa con su baja altura de asiento. Hay asideras sólidas donde agarrarse y unas estriberas fijas para apoyar los pies que sobresalen demasiado para que no resulten incómodas.


Con lupa

Haz click sobre la imagen para ampliar

Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
El tablero de instrumentos también es de inspiración Burgman 400. Demasiado completo para su mecánica sencilla y de ahí que se complete con voltímetro, día de la semana y temperatura ambiente, además de tres barras verticales en la pantalla LCD que no valen para nada. Las estriberas del pasajero son fijas pero sobresalen bastante para que no resulten demasiado incómodas. Además, la anchura del cuerpo del adonis no obliga a arquear hacia dentro las piernas de nuestro acompañante. La ventaja de seguir confiando en la alimentación por carburador es que cuentas con un pedal de arranque auxiliar para el día que la batería no pueda con el motor de arranque eléctrico. El pedal se arranca hacia delante con la punta articulada.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
El motor del Adonis desarrolla tan solo 8,35 CV aunque respira muy bien gracias a la enorme caja de filtro que lleva adosado. Para acceder a la precarga del amortiguador izquierdo habrá que retirarla. Bien por la pata de cabra ya que es de las que no se recogen solas, disponiendo de un interruptor cortacorrientes que cala el motor cuando está extendida. Es fácil de desplegar y, como es cortita, apoya bien el scooter y de forma estable. El parabrisas también es de inspiración Burgman 400. Cubre muy bien hacia los laterales pero el borde superior es bajo para poder proteger la cara. Es completamente transparente, y nunca se mira a través de él.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
Faro de doble óptica con bombilla halógena en su interior y «ojeras» en su parte inferior por la hilera de nueve diodos LED que hacen de luz de posición: un detalle muy Premium para un scooter que no pasa de los 2.000 euros. Los intermitentes se sitúan en los extremos superiores. En la parte inferior del paso de rueda delantera se descubre que está todo hueco ya que no dispone de radiador. Posiblemente se piense en utilizarlo para una versión líquida de 300 cc. Bastidor no le va a faltar. El disco delantero es de 240 mm. Más grande imposible para una rueda de 12 pulgadas. La pinza es de doble pistón y lleva adosado un falso ABS: un pulmón adicional que quita presión del líquido de frenos en situaciones de pánico pero que le resta mordiente al final.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
Estas son las plataformas para apoyar los pies. Lo natural es estirar las piernas apoyando los pies en las inclinadas, pero para ciudad es mejor hacerlo sobre las horizontales para sacar los pies hacia el suelo más rápidos. Este es el caracolillo por donde el ventilador absorbe el aire para canalizarlo hacia el cilindro y culata y refrigerarlo. Los motores de aire forzado son menos potentes que los refrigerados por agua pero lo compensan con una superior sencillez mecánica y de mantenimiento. El silenciador de escape es muy largo y contribuye a dar esa imagen de magascooter de más de 125 cc. Está muy bien recogido para que no moleste y convenientemente protegido, incluso en el colector de escape.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
Para presumir también: disco de freno trasero. Éste es de 180 mm de diámetro (mucho más pequeño que el delantero) con pinza de simple pistón que casi ni se ve. Se emplea un semibasculante derecho para apoyar el segundo amortiguador, pinza y escape. A la izquierda de la cerradura de contacto se encuentra la botonera para controlar el equipo de audio. Dos LEDs indican si se reproduce la radio FM o un archivo MP3. Justo debajo de los LEDs se encuentra el interruptor de «warning» (intermitentes de emergencia). Otro detalle Premium. Justo debajo de la botonero se encuentra el obligado gancho para colgar bolsas y bolsos. Si no lo utilizas se recoge hacia dentro y no hay riesgo de engancharse los pantalones o la falda.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
Los altavoces estéreo del equipo de audio se encuentran en el salvapiernas a ambos lados y a la altura del gancho portabolsas. A tope de volumen distorsionan un poco. La guantera derecha tiene poca profundidad y el contenido no está protegido con cerradura. El sistema de apertura es también similar al del Burgman 400: se aprieta un botón y se gira a un lado la tapa. La guantera de la izquierda es similar a la derecha pero en el fondo se encuentra la toma de corriente para cargar el móvil o conectar un navegador. Lo curioso del caso es que incorpora el mechero, como en los coches.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
En el travesaño central encontramos una tapa con cerradura. Debajo de esta tapa hay otra tapa, valga la redundancia, que esconde la batería. Hay poco espacio entre las dos tapas, suficientes para herramientas y la documentación. Aquí tienes la batería a la que se accede retirando la tapa con cerradura del travesaño y una segunda tapa fijada por cuatro tornillo de estrella. Junto a la batería vemos el único fusible del sistema eléctrico. Al tapón de gasolina se accede levantando la tapa triangular que se encuentra en la parte delantera del asiento. El tapón está protegido con llave y cuenta con una capacidad de casi 12 litros.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
La óptica posterior incluye la luz de posición/freno en el centro con gran superficie y los intermitentes con tulipa transparente a ambos lados. Como novedad en esta Adonis encontramos una segunda luz de freno encima por medio de una hilera de diodos LED. Los mandos son de diseño un poco anticuados por las formas tan rectangulares. Pero están bien colocados y ofrecen buen tacto. El interruptor de luces se ha suprimido y van siempre encendidas. En los extremos del manillar encontramos contrapesos. Lo mismo podemos decir de los mandos de la piña izquierda. No se ve en la foto, pero por delante de la piña se encuentra el gatillo de ráfagas. Muy completa.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
Los retrovisores hacen bien su función filtrando bien las vibraciones para proporcionar una imagen nítida. La articulación superior (no se ve) carece de funda protectora. El baúl trasero es otro de los extras Premium que incluye de serie el Adonis. Riya no declara su capacidad pero debe superar los 45 litros. En él cabrían dos cascos integrales dependiendo de modelo y talla, pero sí un integral y uno abierto. El asiento del pasajero es generoso en superficie y mullido. El tapizado cuenta con doble cosido en hilo rojo aportando mucho porte.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
El equipo de audio con más detalle. Se puede observar en el anclaje de la derecha de la fotografía que hay una segunda posibilidad de sujeción, lo que permitiría bajar la unidad y poder usar pendrive en la toma USB. Más detalles dignos de un megascooter Premium es el hidráulico que mantiene abierto el asiento. El depósito de gasolina no se encuentra en el interior del travesaño central sino justo debajo de la zona de la fotografía, sacrificando capacidad de carga. Detalle del volumen que encierra el asiento. Ojo que no caben todos los cascos integrales. Habrá que introducir el casco de lado con la apertura del cuello tapando el equipo de audio.
Riya Adonis 125 Riya Adonis 125 Riya Adonis 125
En el interior del baúl trasero cabe cualquier casco integral con mucha holgura, incluso se puede combinar con un casco abierto. En la base del baúl se puede ver la palomilla que permite desconectarlo de la base. En nuestros recorridos de la prueba nos encontramos con un Burgman 400 original y no dudamos en aparcar a su lado el Adonis para verificar su similitud: como dos gotas de agua. La apertura del asiento no se centraliza desde la misma cerradura de contacto sino desde otra cerradura por el lateral izquierdo del scooter. Es algo a solucionar en futuras series del Adonis.

 

 El detallazo

Riya Adonis 125

La principal originalidad del Adonis se encuentra en su equipo de audio, algo que hasta ahora no habíamos visto de serie en ningún scooter, aunque de forma opcional en las motos ruteras de gran cilindrada. Consiste en una unidad que se encuentra en el hueco del casco bajo el asiento y que no roba espacio al casco, porque éste se debe de introducir de lado envolviendo con la apertura del cuello el equipo de audio. El equipo incluye radio FM (del equipo sale un cablecito suelto que hace de antena) y MP3. Para esto último, le debes proporcionar los temas musicales en una tarjeta SD o en un Pendrive USB aunque, tal cual como viene de serie (demasiado elevado), el Pendrive golpeará contra el asiento cuando intentes cerrarlo. Dos soluciones: o bajas los anclajes un poco (está preparado para ello) o utilizas un prolongador USB para que el Pendrive no esté vertical. Al lado de la cerradura de contacto se encuentra la botonera que controla las funciones del equipo de audio (volumen, salto de emisora o canción, apagado/encendido y pausa) con los altavoces (estéreo) a ambos lados de la parte inferior del salvapiernas. Con el casco puesto, deberás subir bien alto el volumen y eso no te permitirá ir de incógnito precisamente.


Prestaciones con nuestro equipo de telemetría

Aceleración 0-50 m 5,75 s (46,7 km/h)
Aceleración 0-100 m 9,22 s (56,5 km/h)
Aceleración 0-400 m 24,18 s (83,1 km/h)
Aceleración 0-1.000 m 48,38 s (92,2 km/h)
Aceleración 0-100 km/h NO LLEGA
Velocidad máxima 94,9 km/h
Consumo 3,91 l/100 km
Autonomía 294 km
Peso total lleno 152,7 kg
Reparto tren delantero 39,0%
Reparto tren trasero 61,0%

Presencia
Precio
Equipamiento
Poca potencia
Neumáticos
Escasa agilidad

Ficha técnica/ Equipamiento/ Precio/ Galería Imágenes


 Ver FICHA TÉCNICA/EQUIPAMIENTO/PRECIO/IMÁGENES del Riya Adonis 125

Rivales directos Daelim S2 125 FI
Goes G 125 GT
MX Motor e-Space 125
Peugeot CityStar AC 125

Related Article