• Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Autor acción – Javier Garcés «Garchigarchi», Juan Casas, Venancio L. Nieto
  • Fecha – 27/05/2013

Kymco ha hecho un buen trabajo con el motor SK25 que estrenó en el scooter GT SuperDink: una mecánica potente que roza los 15 CV de potencia, refrigerada por agua, con culata de 4 válvulas, inyección electrónica, suave y silenciosa de funcionamiento y en la que se aplica mucha tecnología y materiales. El mismo propulsor ha servido también para mover otros scooters de la marca con muy diferente personalidad: el “rueda alta” People GTi y el nuevo deportivo K-XCT.


Scooters KymcoEstá claro que para ser competitivo en la cilindrada de la convalidación se debe contar con una mecánica de última hornada con la que se apure el límite de potencia permitido para esta categoría como también sacarle el máximo rendimiento al combustible consumido como pretenden las futuras normas anticontaminación. Aunque la especialidad de Kymco son los scooters, lo cierto es que lo están haciendo muy bien en el desarrollo y producción de motores, y puede que en esto tenga mucho que ver el hecho de que en sus naves de Taiwán también se producen motores para otras marcas de prestigio como lo es BMW, como es el caso del monocilíndrico que montaba la G450 (o la Husqvarna TE 449) y los bicilíndricos de los scooters C600 Sport y C650 GT.

Al final repasaremos con detalle las características de este propulsor pero ya te podemos resumir que este SK25 es uno de los motores con más tecnología por centímetro cúbico que puedes encontrar en la amplia oferta de modelos de convalidación. El SK25 pertenece a la última generación de mecánicas de Kymco, en la que también se incluye el SK60 que emplean el SuperDink 300i y el K-XCT 300i y el futuro SK80 que moverá el Xciting 400. Esto no significa, como ocurre en otras marcas, que el SK25 lo puedas convertir en un 80, o lo que es lo mismo, que puedas subir la cilindrada de un SuperDink 125i a 300 o incluso a 400 cc. Los motores SK tienen una concepción muy similar, aunque cada uno de ellos desarrolla sus propios componentes (cárteres, cigüeñal, transmisión, etc) a la medida de la cilindrada a la que va dirigido.

Centrándonos en nuestro protagonista SK25, es el mismo en los tres scooters Kymco que lo utilizan. Tan solo cambian pequeños detalles como filtro del aire, escape y electrónica (y transmisión final en el People por el tamaño de la rueda trasera); con esas mínimas diferencias se consigue un comportamiento muy diferente para el scooter al que va dirigido: al SuperDink se le ha buscado un mejor hacer en los recorridos extraurbanos, al People GTi se le convierte en un vehículo muy polifacético que cumple bien en todo tipo de usos, y al K-XCT le imprime la rabia y genio de un temperamento deportivo. Así que, sin más preámbulos analicemos estos tres modelos.

 


Conceptos

Scooters Kymco Mismo motor para tres conceptos de scooter diferentes. Comenzando por el primero que lo estrenó, el SuperDink representa al concepto Gran Turismo con todas las condiciones que se le imponen: gran tamaño (sin discusión, el más grande de los tres) que permite ofrecer una amplia habitabilidad tanto al conductor como a su acompañante, así como una capacidad de carga máxima (dos casco integrales de cualquier talla y modelo bajo el asiento), postura cómoda, buena protección brindada por su parabrisas, y sobre todo, bien dotado para afrontar los desplazamientos por carretera.

El People GTi representa a los “Rueda Alta” con clase. Kymco también dispone de otro “Rueda Alta” como es el Agility City, pero este busca competir con un precio ajustado y moverse fundamentalmente dentro de la ciudad. En cambio, nuestro People GTi busca un cliente que exija superiores prestaciones para dejar atrás en los semáforos al resto de los vehículos y, sobre todo, dibujar las curvas con trazo limpio, sin titubeos, como corresponde a cualquier scooter calzado con ruedas de alto diámetro (16 pulgadas) en ambos ejes.

Por último, con el K-XCT, Kymco recupera el concepto de scooter deportivo que tan buena aceptación tuvo con el Bet&Win. Tiene algo de concepto Gran Turismo pero con dimensiones más reducidas y sobre todo con un diseño de formas más agresivas que encajan muy bien con los comportamientos del bastidor y del motor. No sabemos si Kymco lo pretendía con el K-XCT, pero ha sabido captar muy bien la esencia del Yamaha T-Max trasladándola a la cilindrada de 125 cc.

 


Puestos de conducción

Scooters Kymco Los tres coinciden en ser scooters muy apropiados para tallas europeas, algo más altas que las asiáticas, aunque ofrecen una amplia horquilla de estaturas no solo para encontrarse cómodo, sino también para que, por muy alto que seas, tus rodillas no interfieran en el giro del manillar, y, por el contrario, que seas capaz de llegar al suelo con los dos pies.

El SuperDink es realmente cómodo: el asiento envuelve muy bien a su conductor y las piernas descansan en una posición sin flexionar demasiado. No ocurre como con otros scooters GT que puedes estirar las piernas apoyando los pies en las plataformas inclinadas porque éstas se encuentran demasiado elevadas; lo puedes hacer porque cuentan con recubrimiento de alfombrilla de goma, pero no resulta nada cómodo. Pero si recorres muchos kilómetros, notarás cómo el espumado del asiento va cediendo y al final te encontrarás apoyado en su dura base; esto es más crítico si te despegas del respaldo. Se debe a que Kymco estaba muy condicionada en el diseño por la capacidad para los dos cascos integrales así como por no exceder más la altura del asiento. Es un poco molesto pasando la medio hora de conducción, pero soportable.

Por su parte la postura del People está pensada fundamentalmente para uso urbano. Para empezar es el único scooter de los tres que cuenta con plataforma plana para poyar los pies, y sin lugar a dudas es el “invento” más cómodo y rápido para subirse y bajarse del scooter sin tener que elevar una pierna y salvar el travesaño central. Su asiento es el más cómodo con una correcta altura sobre la plataforma y estrechándose en la punta para facilitar el echar un pie a tierra en las paradas de los semáforos. Dispone también de un respaldo lumbar como el del SuperDink aprovechando el escalón que separa las plazas del conductor y acompañante, pero no es tan envolvente. Vas sentado con la espalda erguida, en una postura muy natural también para esa vocación urbana que tiene, con las manos en un manillar que te cae más cerca del pecho: es el que lo tiene más elevado y por ello da sensación de ir “envuelto” dentro del scooter.

Todo lo contrario, le ocurre al K-XCT. Su manillar es el que está más bajo, a la altura de la cintura y para nada vas envuelto sino que notas como todo el scooter está debajo del asiento, consecuencia de que tiene el centro de gravedad bajo y que se mueve y cambia de dirección con insinuaciones de movimientos de la cadera. Hasta ahí bien, lo que no está bien resuelto son las piernas ya que las plataformas para apoyar los pies se encuentran muy elevadas y próximas al asiento, obligándolas a flexionar las piernas demasiado con una sensación de que se te va a caer lo que lleves en los bolsillos. Aunque sea poco natural, hemos podido comprobar con tallas que pasan de largo el metro ochenta, que en ningún caso interfieren las rodillas con el manillar ni se golpean con el salvapiernas, aunque Kymco se haya curado en salud haciendo articulado el mango de la llave de contacto para que no se clave con la rodilla derecha. Y eso que te contábamos en el People de la comodidad de no tener que salvar el travesaño central con la pierna a la hora de montarse, ocurre al contrario en el K-XCT porque al problema de la considerable altura de este elemento hay que añadir que está cubierto con plásticos de muy buen acabado que se dañan por el roce de la suela.


Comportamiento

Scooters Kymco También muy diferentes. El SuperDink está muy limitado en ciudad para hacer pescadillas por los dos metros veinte centímetros de su longitud, pero con tráfico fluido y carriles holgados no llegan a ser un estorbo. Los casi 180 kilos que pesa con el depósito lleno tampoco lo ponen fácil para maniobrar ni para acelerar con energía a la salida de un semáforo. Pero en carretera abierta, avenidas con los semáforos sincronizados y vías de circunvalación la cosa cambia: no solo vas como un señor vistiendo con una fachada de megascooter grande sino que ese lastre del peso se convierte en un aliado en beneficio de la seguridad de conducción pegándote al asfalto como si sus ruedas estuvieran untadas de Loctite: puro aplomo. El combinado de ruedas 14/13 pulgadas da mucha confianza en las trazadas, y si tienes espacio para lanzarte, la velocidad máxima también invita a sacarle todo el partido. Están claras sus preferencias.

El People GTi es un buen scooter para todo uso. En ciudad, su estrechez y los 7 cm de menos respecto al SD se notan y te permiten callejear con más alegría. A eso añade que registra en nuestra báscula el menor peso, en beneficio de la agilidad, y que acelera mejor. Sus ruedas de 16 pulgadas son más reacias a cambios bruscos de dirección pero aportan un trazado limpio y muy noble en rotondas y curvas en general. En carretera abierta acusa claramente la ausencia de un parabrisas pero se luce por la estabilidad de sus ruedas de gran diámetro y por la velocidad máxima registrada. Está claro que no destaca con autoridad en ningún campo en concreto pero sí lo hace muy bien en todos.

Por último, el K-XCT es puro carácter deportivo. Los seis kilos menos que el SD unido a una electrónica que gestiona un nuevo mapa de inyección y encendido (mismos desarrollos y todo igual excepto que el elemento filtrante tiene más superficie), hacen que el motor SK25 funcione muy “zumbón” (subidito de vueltas) y que acelere con decisión. A eso hay que añadir el comportamiento del bastidor: lo nunca visto en 125 cc. Entra en curvas con tal facilidad que parece que se te va a caer cuando lo pruebas por primera vez y te permite inclinaciones desconocidas recuperándose con total facilidad. Y es más, ese buen comportamiento en curvas no sacrifica para nada su estabilidad en carretera, aunque el límite en esta situación lo pone la velocidad máxima real que hemos registrado: poco más de 104 km/h reales. Está claro que el K-XCT es el arma urbana más efectiva que ha pasado por nuestras manos.


Protección

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

La mejor puntuación en este apartado se la lleva el SuperDink. Su parabrisas es muy efectivo; aunque sea transparente, lo cierto es que la visión se hace por encima de su canto superior y no interfiere haciendo “aguas” y deformando la imagen. El flujo del aire se desvía justo a la altura de la frente de un conductor de talla media (1,70 m) y eso supone poder conducir con la pantalla abierta del casco sin miedo a los insectos, liberar presión del aire y conducir seco los días de lluvia. Precisamente para esos días pasados por agua, el SD te permite esconder bien los pies y llegar a nuestro destino con el calzado seco.

En el People GTi, el parabrisas es más cosmético que funcional ya que no desvía en absoluto el aire de marcha, por lo que si necesitas mayor protección en el caso de emplearlo más en carretera abierta, deberás recurrir a las múltiples soluciones que ofrece la industria auxiliar. Eso sí, con lluvia es el que mejor protección da de cintura para abajo, sobre todo al disponer de plataforma plana y permitir esconder mejor el calzado.

El parabrisas del K-XCT no llega a la efectividad del SuperDink: es más bajo y cubre menos y notas como el aire llega a la altura de la barbilla. Al menos protege de cuello para abajo en cuanto a presión del aire y humedad. Para los pies va muy justito por la estrechez de las plataformas para apoyarlos.


Instrumentación

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Punto de nuevo para el SuperDink. Por un solo elemento (el testigo Met-In de haberse dejado el asiento mal cerrado) es el que más información ofrece, pero en lo que gana es en distribuir la información en tres esferas para que se puedan leer con facilidad: dos relojes analógicos para velocímetro y cuentavueltas y, en el medio una pantalla LCD con mucha información gráfica y digital que solo queda desaprovechada en su franja inferior para mostrar en un futuro la información de la presión de los neumáticos pulsando el botón TPM (Tyre Pressure Monitoring, Control de Presión de los Neumáticos) que, en la actualidad, no tiene ninguna función.

En el People GTi, la información se reduce a lo mínimo imprescindible, excluyendo al reloj cuentavueltas (la verdad es que su función no sirve de mucho en un motor automático y ocupa espacio) y algún testigo (como el del asiento mal cerrado). Al haber menos información, lo que queda se hace ver mejor, aunque el disco central opaco del velocímetro sea estéticamente discutible.

El cuadro de instrumentos del K-XCT está superconcentrado innecesariamente para el espacio que hay disponible, pero parece ser así por exigencias estéticas deportivas. Con la excepción de los testigos luminosos todo se engloba en una pantalla LCD. Hay mucha información (casi la misma que en el SD como ya dijimos) y esa alta densidad no le favorece para leer de reojo. Se ven bien los dígitos de la velocidad y el nivel gráfico del combustible, pero poco más: el cuentavueltas va por saltos de 500 rpm y no es fácil saber a qué régimen vas, y los dígitos del reloj horario son demasiado pequeños.

 

Frenos

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Aquí, la versión ABS del SuperDink, que es la que muestran las fotografías sale vencedora. Ya se sabe que, en estos tiempos, se va muy justo con el bolsillo a la hora de adquirir un vehículo nuevo, pero los 400 € de más que cuesta sobre la versión básica no solo es el sobreprecio más económico que ofrece el mercado en un scooter con ABS (sistema Bosch) sino que además reporta una gran seguridad; y es que, aunque pienses que los días de lluvia no vas a usar el SD, al final cambiarás de opinión y lo echarás en falta. Si la vas a comprar a plazos, consulta cuánto te supone en las mensualidades.

En cualquier caso, los tres scooters ofrecen potencia de frenado de sobra. El que más (ABS al margen) es el People por dos motivos: emplea un disco de 260 mm en el tren posterior (frente a los 240 en el K-XCT y SuperDink) y el delantero aporta otro disco de 260 mm mordido por una pinza de triple pistón frente a la de dos de sus hermanos. Lástima que sus neumáticos Maxxis no sean capaces de soportar si empleas a fondo ambos frenos y terminen por perder adherencia incluso en seco.


Manetas

Haz click sobre la imagen para ampliar 

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Tanto el K-XCT como el SuperDink se ponen de acuerdo para utilizar las manetas regulables que también vemos en el Xciting 400/500. Un detalle de calidad poco habitual en 125 pero sí en motos y scooters de alto precio y cilindrada. Es un punto a favor en la ergonomía sobre todo para adaptarse a los que tienen manos grandes; el ajuste se realiza fácilmente sin herramientas a través de una ruleta de cuatro posiciones. En nuestro caso particular no ha hecho falta pasar de la posición mínima (1).

En el People GTi, son manetas normales. Nada que objetar. Tan solo que tienen más recorrido que las de sus hermanos y esto permite dosificar mejor la potencia de frenado.

 

Suspensiones

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Todos cuentan con suspensiones sobredimensionadas para unos humildes 125 cc. Piensa que, de todos ellos, existe una versión de 300 cc (en el People GTi para el resto de Europa) y eso lo condiciona. Ese sobredimensionamiento queda más patente en la horquilla delantera con barras de 37 mm: la sección más grande que puedes encontrar en esta cilindrada. En cuanto a recorridos gana el SuperDink con 113 mm frente a los 110 del People y K-XCT. Esto supone más confort para el modelo GT, aunque en la práctica no es demasiado apreciable. Las tres horquillas ofrecen un tarado correcto, ligeramente más duro en el K-XCT acorde con su vocación deportiva.

Detrás se coincide en emplear dos amortiguadores hidráulicos con precargas ajustable en cinco posiciones que ofrecen un recorrido de 100 mm en el SuperDink y People y de 93 mm en el K-XCT. Los muelles de todos ellos son de paso variable para ofrecer un comportamiento progresivo: primer tramo blando (espiras más juntas) y tramo final más duro (espiras más separadas). Los del People y SD son correctos tirando a ligeramente duros, pero los del K-XCT son extraduros tanto que rebotan de atrás al pasar rápido por los badenes. Ni siquiera ajustando la precarga al mínimo se ablandan.

En los tres se incluye una herramienta para ajustar la precarga, aunque con el scooter subido a su caballete central lo podrás hacer también con la mano (con guantes).


Capacidad de carga

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Aquí hay de todo. Como buen scooter Gran Turismo, el SuperDink saca pecho en este apartado dando cabida bajo el asiento a dos cascos integrales e incluso algunas cosas más entre ellos. Pero eso no lo es todo, también cuenta con una parrilla portabultos en la parte posterior y una guantera pequeña sin protección de cerradura y en cuyo interior encontramos una toma de corriente de 12V para cargar el móvil sobre la marcha (ojo que se corta la corriente al quitar el contacto) o un navegador GPS. El hueco para los cascos está iluminado, aunque la luz se encuentra muy baja y es fácil taparla con la mercancía que llevemos.

El carácter “concentrado” del K-XCT solo ofrece hueco para un casco integral. Son 40,1 litros (lo que ofrece un baúl de tamaño mediano) dejando espacio de sobra por delante de la pantalla y algo justo en altura. Este hueco también se complementa con una pequeña guantera sin cerradura a la izquierda de la base del manillar, cuya tapa deja completamente abierta la boca de llenado (no como en el SD) y en cuyo interior también encontramos la toma de corriente. No hay en este modelo parrilla portabultos. También en este caso, el hueco está iluminado por una luz LED que se encuentra en una posición elevada; otra mejora introducida es la célula fotoeléctrica que activa la iluminación y que es inmune a fallos mecánicos.
El People GTi es el que sale peor parado ya que bajo su asiento no cabe ningún casco, ni siquiera uno abierto que ocupa menos espacio. Es algo habitual en los scooters de “rueda alta”, aunque últimamente las cosas están cambiando con huecos para un casco integral o baúles de serie, como hace su hermano económico el Agility City. El hueco no da para mucho e incluye la toma de corriente de 12V, aunque si lo que vas a enchufar es un navegador GPS, asegúrate de contar con un cable lo suficientemente largo para que llegue hasta el manillar. También encontramos la pequeña guantera a la izquierda del salvapiernas que en este caso esta protegida por cerradura y un portabultos trasero, donde se hace imprescindible montar un baúl opcional. Un detalle a tener en cuenta para paliar la falta de capacidad de serie en este modelo es la plataforma plana que permite llevar entre los pies objetos de gran tamaño.

Scooters Kymco


Faro

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Excelente dotación de luces en el SuperDink con nada menos que ¡cuatro! ópticas de todo tipo. Las de abajo son polielipsoidales (la luz se hace pasar por una lente) y sirven para el haz de cortas, mientras que las superiores son parábolas normales. Las cuatro ópticas cuentan con bombillas halógenas de 35W cada una. A destacar el detalle de la bombilla de los intermitentes delanteros cuyo cristal está cromado para camuflarlo con la óptica.

En el extremo opuesto está el People GTi con una sola óptica en el manillar pero compensado con una potente bombilla halógena de 55W para las cortas y 60W para las largas.

Y en el punto medio el K-XCT. La forma del faro es muy similar a la del SuperDink pero con solo dos ópticas que no se iluminan a la vez sino que cada una de las cuales dedicada a un haz (la izquierda a las cortas y la derecha a las largas). La potencia de cada bombilla es de 55W y emplea también halógenas pero en el moderno formato H7.

 


Luz de posición

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Le dedicamos a estas luces un apartado diferente porque en ellas se aplican las últimas tendencias automovilísticas por diodos LED con las que se consigue un menor consumo eléctrico y mayor durabilidad, además de conseguir firmas luminosas muy diferenciadoras que permiten reconocerlos desde lejos.

En el SuperDink se forman un par de margaritas de seis diodos LED cada una alrededor de cada óptica polielipsoidal. En el People GTi la luz de posición forma dos hileras de LEDs cada uno a modo de “ojeras” bajo cada uno de los intermitentes delanteros. Por último, el K-XCT se “sale” de lo normal adoptando una de las últimas tecnologías en luz diurna (de hecho, es el primer scooter que lo emplea); se trata de la Guía Luminosa LED: una fibra óptica que recorre la parte inferior y lateral-central de cada óptica y que se ilumina de forma más uniforme a través de diodos LED situados en cada extremo.

 

Óptica trasera

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

El más clásico en este apartado es el SuperDink ya que no recurre a la tecnología LED ni para el piloto/luz de freno ni para los intermitentes traseros; su conjunto óptico tiene formas muy angulosas y mucha superficie iluminada para hacerse bien, aunque sea con bombillas incandescentes.

En el People GTi se recurre a una solución mixta: la bombilla incandescente de toda la vida para el piloto/luz de freno, mientras que para cada intermitente posterior se emplean 21 diodos LED de color ámbar que forman un contorno triangular.

Y, por último, en el K-XCT también se recurre a la solución mixta pero al revés: el piloto/luz de freno está compuesto por una matriz de 20 diodos LED, dejando las bombillas incandescentes con cristal en ámbar para los intermitentes.

 

Piñas de conmutadores

Haz click sobre la imagen para ampliar 

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Exactamente las mismas en el SuperDink y K-XCT, ambas de buen tacto, muy a mano y con muchos controles. La de la derecha agrupa el interruptor de luces (sin luz, posición y cortas/largas), así como el botón de arranque, un cortacorrientes y, por delante, un interruptor amarillo correspondiente a los intermitentes de emergencia (no incluido en las primeras series del SuperDink). A la izquierda, el botón de claxon, los conmutadores de intermitentes y luces corta/larga, y un gatillo para las ráfagas.

En el People GTi, los conmutadores son menos y van fijados a la carrocería del manillar. A la derecha falta el interruptor de intermitentes de emergencia, y a la izquierda el gatillo de ráfagas.

 

Caballetes

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Los tres cuentan con doble dotación de caballetes. El central con acceso por palanca a través del lado izquierdo, y el lateral de los que no se recogen solos, también accesible por el lado izquierdo, y con desconexión automática del motor al estar extendido.

En principio las tres soluciones son muy parecidas pero si nos decantamos por un modelo, optamos por el K-XCT en el que se ha situado justo bajo el centro de gravedad el eje del caballete central y no hay que hacer casi ningún esfuerzo para subirlo.

Scooters Kymco

 

Plataformas

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

Punto a favor para el People GTi al emplear una superficie completamente plana desprovista de travesaños centrales. En el SuperDink las plataformas ofrecen una anchura adecuada y se pueden esconder los pies en su parte delantera para que no se moje el calzado los días lluviosos; y aunque tengan alfombrilla de goma, las plataformas inclinadas quedan demasiado altas y no sirven para estirar las piernas a los custom. En el K-XCT es un punto a mejorar, no solo están muy elevadas sino que son estrechas y resulta difícil esconder los pies de la humedad; con diferencia tiene el travesaño central más alto que el SuperDink.

 

Pasajero

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Kymco K-XCT 125i Kymco People GTi 125 Kymco SuperDink 125i

En cualquiera de los tres casos hay empuje del motor SK25 para iniciar la marcha dignamente por el peso extra de un pasajero. Si nuestro acompañante se acomoda en el SuperDink, se sentira a sus anchas sobre un asiento de gran superficie y muy cómodo de espumado. Incluso las asideras laterales resultan también muy cómodas para agarrarse y con el añadido de que, al estar hechas en resina (también las del K-XCT y People GTi) y, si dejas el scooter al sol, es aislante y no te quemas. La única pega son las estriberas: están integradas en la carrocería y no sobresalen lo suficiente por lo que nuestro pasajero deberá arquear las piernas hacia dentro para salvar el abultamiento de los laterales de la carrocería. Y eso, pasados 20 minutos, no es nada cómodo. Una solución para aliviarlo la ofrece Kymco Moto España con unos suplementos en aluminio que hacen que sobresalgan más los pies.

Sin duda, el People GTi es el más cómodo para utilizar a dúo. Todo lo dicho para el SuperDink en cuanto a asiento y asideras vale para el “Rueda Alta” con el puntazo de que los pies de nuestro “paquete” descansan en unas plataformas estriberas desplegables muy cómodas situadas en una posición que no obliga a flexionar demasiado las piernas y que tampoco molestan al conductor “remando” con los pies para maniobrar en los atascos.

Para ser un vehículo de carácter y uso deportivo, el K-XCT ha hecho una excepción con el uso compartido. Lo habitual es que cualquier moto o scooter “R” deje para un ocasional pasajero una mínima franja del asiento apoyando los pies en unas estriberas que obliga a llevar las piernas en cuclillas. Pues bien, en el K-XCT el pasajero no va a tener ningún motivo de queja en cuanto a espacio de asiento y menos de mullido, los pies se apoyan en unas estriberas desplegables bien situadas y con recubrimiento de goma, y a las asideras se les aplican los mismos elogios que les hemos puesto a sus hermanos. La única pega que va a tener es la considerable altura a la que se encuentra su asiento que le obligará a utilizar una de las estriberas como escalón, aunque lo compensará con unas vistas panorámicas.

 

Gráficas prestaciones

Haz click sobre la imagen para ampliar

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Aceleración 0-50 m Aceleración 0-100 m Aceleración 0-400 m

Cuando te decimos que el K-XCT es el arma urbana más efectiva del mercado es por la agilidad con la que se mueve su bastidor y porque en las aceleraciones cortas se dispara como un cohete. Lástima que a los 400 m empieza a afectarle su baja velocidad máxima y tiene que cederle el paso al People GTi.

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Aceleración 0-1.000 m Velocidad máxima Consumos

Esa Foto-Finish de los 400 m se repite en el kilómetro, aunque si dejas que se lance, el SuperDink se destacará como el más rápido por tan solo unas décimas de km/h sobre el People GTi. En cuanto a consumos, las aceleraciones lentas y el peso, pasan factura al SuperDink.

Scooters Kymco Scooters Kymco Scooters Kymco
Autonomía Peso Precio

Sin embargo, gracias a su depósito de 12,5 litros, el SuperDink consigue una autonomía que roza los 300 km. Con ese depósito lleno en los tres modelos de Kymco se destaca el People GTi como el “ultraligero” del grupo con mucha diferencia, y eso mismo también ocurre en el apartado de precios en el que mostramos también la opción ABS del SuperDink y los valores medios tanto de esta opción como la que tiene frenos estándar. En cualquier caso, y como ocurre con todos los scooters de la marca en 125 cc, se incluye en el precio el seguro por un año.

Scooters Kymco

 

Kymco K-XCT 125i

Scooters Kymco A la vista está que la fórmula de scooter deportivo de Kymco es muy atractiva. Pero no se trata de hacer una fachada bonita, sino que, además, por dentro tiene ese comportamiento divertido para poder disfrutar de un simple scooter en algo tan aburrido como los rutinarios y monótonos desplazamientos por ciudad de cada día. Ese comportamiento en curvas y esa agilidad era completamente desconocida para nosotros en la convalidación y ha sabido captar la esencia del encanto de un modelo como el Yamaha T-Max 530 referencia en esta categoría aunque en altas cilindradas.

 

Kymco People GTi 125

Scooters Kymco Es el “patito feo” de Kymco. La competencia en “Rueda Alta” no “Low Cost” es atroz en el sentido de que un solo modelo lo monopoliza todo sin dar opción a que su clientela contemple otras alternativas. Por supuesto, el People GTi tiene que mejorar en capacidad de carga, al menos montando de serie un baúl como lo hace su hermano Agility City, pero en el resto de Europa este “Rueda Alta” ha evolucionado con frenos ABS. Desde luego, por comportamiento todo uso, nobleza, prestaciones y precio de adquisición, el People GTi se convierte en un bello cisne a tener en cuenta.

 

Kymco SuperDink 125i

Scooters Kymco La llegada de nuevos modelos en la cilindrada de la convalidación, siguen sin eclipsar al SuperDink que se sigue manteniendo como el Buque Insignia de la marca en los 125 cc. Es difícil encontrar otro modelo de otra marca que de tanto por tampoco: capacidad de carga, prestaciones, presencia por poco más de 3.000 euros. Y aún más interesante resulta la alternativa ABS. Eso no significa que tenga sus defectos que los tiene y que deberían resolverse para una futura versión 2.0 con la que se alcanzase la perfección.

 

Fichas
 
Técnicas
VER FICHAS TÉCNICAS COMPARADAS

 

 

Pruebas
 
Individuales
VER PRUEBA KYMCO K-XCT 125i

VER PRUEBA PEOPLE GTi 125

VER PRUEBA KYMCO SUPERDINK 125i

VER PRUEBA KYMCO SUPERDINK 125i ABS

 

 


Análisis Técnico – Motor Kymco SK25

Related Article