• Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Fecha – 14/04/2019

Con la primavera recién estrenada, sol sin riesgo de lluvias y un poco de viento del este, decidimos la Daelim XQ1 de los 10.000 km hacer una visita a Talavera de la Reina y conocer a Carlos Corrochán de Motos Robert, el vendedor Daelim de la zona que nos esperaba con clientes y amigos que querían probar el nuevo scooter GT de la marca coreana. Los poco más de 100 km que separan Talavera de Madrid los hicimos bastante rápidos aunque la vuelta se nos complicó por el viento de frente.


Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 km

Nuevo reto para nuestra Daelim XQ1 de los 10.000 km: Talavera de la Reina. Es la ciudad más poblada de Toledo (incluso más que la capital) y la segunda de la comunidad de Castilla-La Mancha tras Albacete. Sería el viaje más largo que hemos recorrido en un día con 129,8 km (sólo en la ida), aunque ese récord será batido muy pronto. Esa distancia la cubrimos en tan sólo 80 minutos, lo que arroja una media de 97,4 km/h reales.

La verdad es que el viaje de ida se nos dio bien con el XQ1 el pasado 23 de marzo ya que el viento nos empujaba por la espalda. Con ello resulto muy fácil mantener un crucero sin bajar de los 110 km/h llegando a superar los 120 km/h en algunos tramos y sin llevar enroscado a tope el acelerador. Para salir de Madrid optamos por la M30 este, desviándonos a la M40 por un tramo de la A-4 de Andalucía para después coger la A-5 en Alcorcón. Un rádar de tramo recién instalado al comienzo de la A-5 saliendo de la M30 nos obligó a evitar el comienzo de la Autovía de Extremadura para no ralentizar la media.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmPuente de Hierro (o Puente Reina Sofía) sobre el río Tajo

Al llegar a Arroyomolinos y su zona comercial, la bajada por la cuenca del río Guadarrama fue uno de esos tramos en los que la XQ1 alcanzó velocidades de “curvatura” sin forzar y justo al cruzar el río vimos como el Odómetro (cuentakilómetros total) alcanzaba los 3.500 km recorridos. La subida, una vez cruzado el Guadarrama, fue rápida a 110 km/h e incluso por el trayecto de ida llegamos a adelantar varios camiones.

Al pasar el desvío al embalse de Cazalegas reconocimos Talavera por el majestuoso Puente de Castilla-La Mancha de 192 m de altura que cruza el río Tajo. A él nos dirigimos para sacar una foto junto a él y detener el cronómetro del viaje. Es un icono de la Talavera actual con muchos récords en su construcción: 33 km entre todos los 152 cables-tirantes que sujetan el tablero, el vano volado sin apoyo con más luz (318 m). Es el puente más alto de España y el segundo de Europa. Fue una de esas obras ostentosas hechas en plena crisis (comenzó a construirse en 2007 y terminó en 2011) que forma parte de la ronda del Tajo que conducirá a la futura estación del AVE, una circunvalación sin demasiada utilidad actual y cuyo mantenimiento arruina a las arcas municipales.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmRestos de la muralla árabe

Siguiendo la ronda del Tajo, volvimos a cruzar al lado derecho del río por el modesto “Puente de Hierro” (ahora Puente Reina Sofía) de toda la vida para entrar en el centro de la ciudad. La calidad del agua del Tajo a su paso por Talavera mejora mucho con la contribución de uno de sus principales afluentes: el Alberche.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmMural de cerámica

Un paseo por el núcleo histórico de Talavera cuyo nombre hace referencia a la Reina María de Portugal, esposa de Alfonso XI, desde 1328 aunque durante la Segunda República pasó a llamarse Talavera del Tajo, nos permitió conocer y fotografiar los restos de la antigua muralla árabe y un gran mural de cerámica, que rinde homenaje a la especialidad de Talavera.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmCarlos Corrochán

Con el buen viaje y las indicaciones del Google Maps, llegamos antes de lo previsto a Motos Robert en el centro de Talavera. Allí nos esperaba Carlos Corrochán, su dueño, quien no dudó en conocer de primera mano el comportamiento del nuevo GT coreano. Destacó su aceleración progresiva y lo bien que se sujeta en las curvas. Sobre las suspensiones, le resultaron muy efectivas y, a la vez, cómodas. Comparado con los modelos precedentes queda más que patente un gran salto evolutivo.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmSergio Corrochán

Su hijo Sergio también quiso conocerla. Actualmente se mueve en una Hyosung GV Aquila 125 S de las nuevas, aunque conoce bastante bien los últimos scooters GT del mercado. También valoró positivamente las suspensiones, un poco duras pero que aportan mucha firmeza en las trazadas: “puedes tumbar con total confianza”. Le gustó su estética y sus grandes dimensiones que no afectan para nada a su manejabilidad. Su frenada es “estupenda. Se hizo un poco de lío con la posición del botón de claxon y los intermitentes.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmAlfonso Arenas

Un cliente habitual de Motos Robert es Alfonso Arenas. Tiene una Honda CBR 600 y llegó a tener 3 Vespa 200. Sintió curiosidad por volver a probar un scooter actual aunque fuese de 125 cc ya que cuenta con el carnet A. A Alfonso le gusto la manejabilidad del XQ en recorridos urbanos y, como Sergio, valoró mucho su frenada ABS. Se llega bien al suelo y resulta muy cómodo. Estéticamente le gusta y tiene buen reprís. Eso sí, no le gustó que no cupiesen dos cascos integrales bajo el asiento.

Prueba Maraton Daelim XQ1 125 10.000 kmRaquel Rodrigo

La opinión femenina corrió a cargo de Raquel Rodrigo. Su scooter habitual es un Kymco Super Dink primera serie y también valoró del XQ su manejabilidad en ciudad. Le gustó mucho el poder llegar al suelo sin esfuerzo y la comodidad que ofrece su puesto de conducción. “Es muy recomendable”.

Tras las pruebas llegó la hora del cierre, justo a la salida de Talavera aproveché para llenar el depósito a tope. Si el viento fue nuestro aliado a la ida, a la vuelta no nos lo puso fácil y fue casi imposible que la aguja alcanzase los 110 km/h. Afortunadamente pocas veces bajó de los 100 km/h. En la gasolinera pusimos parcial a cero y tomamos tiempos hasta volver a nuestro destino en Madrid: 129 km recorridos en 88 minutos, lo que da una velocidad media de 87,9 km/h. Sin llevarlo a tope, sí que forzamos un poco la mecánica y fue de las pocas veces que hemos visto la temperatura del refrigerante en MID al final del viaje (lo habitual es LOW).

Related Article