• Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Autor acción – Carlos de la Cuadra
  • Fecha – 15/05/2016

A la hora de desarrollar un nuevo scooter GT, los diseñadores de Goes han analizado los modelos Gran Turismo que más gustan en el mercado europeo, y de cada uno han escogido un detalle característico. Todo ello se mete en la «coctelera», se agita, y da como resultado un scooter atractivo y elegante, y al que se añade un precio contenido al emplear una mecánica refrigerada por aire forzado.


Goes G 125 GT Los diseñadores de la Goes G 125 GT no se han complicado a la hora de asegurarse el éxito de su trabajo. Han cogido las listas de ventas de los principales países europeos seleccionando los scooters Gran Turismo más vendidos y de cada una han elegido una característica para este nuevo G 125 GT. Del Kymco K-XCT han elegido el frontal con su doble óptica de faro, las guías luminosas LED con formas en «L» y el parabrisas de media altura tintado en negro. Su lateral tiene un poco del Forza y del X-Max tomando del modelo de Honda la combinación bicolor (sobre todo en la versión blanco-azul), mientras que del de Yamaha recoge las asideras laterales y el conjunto del tablero de instrumentos digital con marcos poligonales. La idea del respaldo del pasajero está inspirada en la del Sym Joymax Comfort, recogiendo del Kawasaki J125 las formas del manillar tipo tija aligerada. Y de la primera versión del Suzuki Burgman (también lo usa el Yamaha T-Max) la palanca de accionamiento del freno de estacionamiento.

Goes G 125 GT

Pero también se añaden al conjunto detalles de cosecha propia como el conjunto óptico posterior con una segunda guía luminosa en forma de «V» invertida que engloba la luz de freno en matriz de diodos LED con los intermitentes (también LEDs a ambos lados), y el escape que se eleva con una cierta inclinación y termina con la salida horizontal.

Al final, tiene su mérito recopilar tanto detalle y darle forma a todo con continuidad para que se integre en un scooter con un diseño único hecho con buen gusto. Y esa es la fórmula para asegurar que algo puede que funcione: que entre por los ojos. De nada sirve hacer un scooter que funcione muy bien y que de mil vueltas a todo lo conocido; si no va acompañado por un diseño bonito, estará condenado al fracaso absoluto. Con ese diseño acertado, Goes se ha asegurado llamar la atención y que el foco se centre sobre su producto. También se ha ganado al consumidor con un precio asequible. Sin duda, hay un antes y un después en la gama Goes con este G 125 GT.

A partir de ahí habrá que saber si lo que hay detrás de esa bonita fachada le acompaña, y para eso estamos en Moto125.cc: para contarte cómo va y si encaja en lo que estas buscando. Pero antes de analizar su comportamiento dinámico te terminaremos de contar los detalles que te encontrarás. Respecto a la capacidad de carga te diremos que dispone de un gran espacio de carga bajo el asiento con capacidad para dos cascos (integral en la parte delantera y abierto en la parte posterior) con apertura desde la misma cerradura de contacto. A este hueco bajo el asiento, le acompañan dos pequeñas guanteras en el salvapiernas dotadas con cerradura (la misma llave del contacto) para proteger el contenido, disponiendo la de la izquierda de preinstalación de toma de corriente tipo mechero para cargar el móvil o conectar un navegador.

Goes G 125 GT

Las ruedas son de mediano diámetro y también siguen las medidas habitualmente empleadas en los scooters GT Premium con 14 pulgadas delante y 13 detrás, ambas calzadas con neumáticos de perfil medio (delante 80%) y bajo (60% detrás). Tampoco han escatimado en frenos, disponiendo de discos de gran diámetro (sin especificar) en ambos ejes y manteniendo el freno de tambor en el bloque motor que sirve de freno de estacionamiento. Este propulsor es refrigerado por aire forzado, discreto en potencia y prestaciones y clave para no pasarse en precio.


A bordo

Goes G 125 GT

Pese a que se trata de un producto de procedencia oriental, el G 125 GT es un scooter de gran envergadura con dimensiones muy similares a los scooters GT Premium en los que se ha inspirado. De ahí que cuando te subes a él te encuentres con un puesto de conducción talla XXL con el que no conseguirás apoyar las dos plantas de los pies al mismo tiempo si no superas de largo los 170 cm. Bajitos abstenerse.

Subiéndolos a las plataformas se adapta una postura cómoda, amplia y relajada donde todos los mandos y formas del manillar cuentan con la medida adecuada. Incluso podrás estirar las piernas apoyando los pies en las plataformas inclinadas. Todas las plataformas están recubiertas de unas planchas metálicas con estriado antideslizante, un tanto a la moda (las esterillas de goma de toda la vida no se quedan para nada atrás).

Goes G 125 GT

Al motor de aire forzado se le queda grande el bastidor y carrocería. Si te fijas a través de los huecos del radiador en el paso de rueda delantera o por los agujeros que dejan ver las cavidades del escudo frontal descubres que está preparado para albergar una mecánica refrigerada por agua e incluso de mayor cilindrada. Afortunadamente no es demasiado pesado comparado con los Premiums y solo tiene que cargar con 146 kilos con depósito lleno (menos de lo que declara el fabricante), suficientes para salir de los semáforos bastante airoso aunque lógicamente después lo limita su velocidad máxima de 94,1 km/h reales (102 km/h de velocímetro). Como muchos GT de aire, el hábitat del G 125 GT está un tanto indefinido: por carretera le penaliza la velocidad máxima y, en ciudad, sus 2.150 mm de longitud máxima con los que tendrás que hacer maniobras entre coches en horas punta o resignarte a tragarte los atascos. Puestos a elegir, preferirá llegar a su destino por avenidas con semáforos sincronizados o dando algo más de vuelta por las vías de circunvalación.


Línea de tierra

Goes G 125 GT

Nos tocó probar el Goes en plena época de lluvias y no fue muy agradable ya que los neumáticos CST (Cheng Shin Tire, Made in China), la marca «Low Cost» de Maxxis resbalaban a la mínima como el jabón y te daban un buen susto a la mínima inclinación o cuando pisabas pinturas u otras trampas en asfalto. Desde luego, si piensas adquirir un G 125 GT, tu primera inversión será en unos neumáticos occidentales decentes; por tu propia seguridad. En seco, no nos habrás oído hablar mal de ningún neumático y este CST tampoco será una excepción.

Goes G 125 GT

Por frenos, no lo hace nada mal el Goes. Con esos enormes discos en ambas ruedas (no se especifica la medida, pero a ojo vienen a ser de 260 y 240 mm) te detienen casi al instante siempre y cuando el asfalto esté seco. Las pinzas en los dos discos son de doble pistón y el latiguillo de goma (sin trenzado metálico) apenas muestra el efecto «hinchamiento» en situaciones de pánico.

En lo que respecta a suspensiones, es otro de los puntos donde debe mejorar el G 125 GT. Delante, la horquilla hace un buen papel con un funcionamiento irreprochable. Sin embargo, la suspensión trasera peca de excesivamente dura y ni siquiera podrás ablandarla en la posición de precarga mínima porque es en la que se encontraba nuestra unidad de pruebas. Da la sensación que se han montado dos amortiguadores pensados para funcionar en solitario.


En compañía

Goes G 125 GT

Las grandes dimensiones del G 125 GT benefician a la hora de rodar acompañados de un pasajero porque el asiento es lo suficientemente largo para acoger las dos plazas sin apreturas. Todo está muy bien pensado para nuestro acompañante: dispone de estriberas desplegables para apoyar los pies, cómodas asideras laterales para agarrarse e incluso un cómodo respaldo acolchado para descansar la espalda. Tampoco será un obstáculo el peso extra del «paquete» para ralentizar las aceleraciones de su humilde motor refrigerado por aire, pero si el hecho de acomodarse en el asiento de atrás debido a su elevada altura y a la presencia del respaldo que dificulta pasar una pierna al otro lado.


Con lupa

Haz click sobre la imagen para ampliar

Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
Ventajas de seguir conservando la alimentación tradicional por carburador es que cuenta con pedal de arranque como alternativa al motor eléctrico de puesta en marcha. Te resolverá el día que la batería diga basta. El motor es un sencillo monocilíndrico refrigerado por aire forzado con culata de dos válvulas. Rinde 9,1 CV y empuja muy bien desde abajo para moverse dentro de una ciudad aunque le penaliza en manejabilidad su longitud total. Delante de la tapa izquierda del motor encontramos esta toma de aire para refrigerar la transmisión automática por variador. En otros modelos se conecta un tubo que hace que respire el aire desde un lugar más limpio.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
Doble dotación de caballete: central y lateral o pata de cabra. Ésta última es de las que no se recogen solas disponiendo de un interruptor que corta el encendido cuando está desplegada para evitar sustos. El bloque motor incluye freno de tambor aunque el verdadero freno se encuentra por el lado derecho de la rueda posterior y es de disco. El de tambor se emplea como freno de estacionamiento, algo que muy pocos scooters pueden presumir. La llanta delantera es de 14 pulgadas con un diseño de cinco palos triples toda pintada en negro. Los neumáticos CST son nocivos para la salud sobre suelo mojado. A la primera de cambio sustitúyelos por unos occidentales.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
La doble óptica de faro se inspira en la del GT deportivo K-XCT con una Guía Luminosa en cada óptica iluminada por LED aunque sin los anillos de reflexión del modelo de Kymco. Encima de las ópticas hay otra luz de posición por hilera de LEDs. Con la excepción de las bombillas del faro que son halógenas H4, no existe ninguna otra bombilla tradicional incandescente en el G 125 GT. De hecho los intermitentes delanteros son por siete diodos LEDs cada uno. Por frenos está muy bien servido este Goes G 125 GT. En sus características oficiales no se cita el diámetro de los discos, pero a ojo, el de la rueda delantera mide al menos unos 260 mm de perímetro Wave y mordido por pinza de doble pistón.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
Las alfombrillas son metálicas con estriado antideslizante. Lo de VIN es porque el número de bastidor se encuentra justo debajo. En ese salto entre la alfombrilla inclinada y horizontal puedes esconder los pies para que no se te mojen los zapatos con lluvia. Un detalle muy Premium que será bien vaorado por el pasajero es el respaldo acolchado que se monta de serie. Muy pocos scooter Gran Turismo presumen de contar con este elemento aunque lo ponga más difícil para pasar una pierna al otro lado. Las asideras laterales ofrecen un muy buen agarre. Su diseño se inspira en las que utiliza el Yamaha X-Max. Otro detalle a destacar es que el tapizado del asiento está cosido con hilo rojo.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
Los amortiguadores traseros son un punto que se debe mejorar en futuras versiones. Son una auténtica piedra en cuanto a tarado y lo peor es que no se pueden ablandar ya que vienen ajustados en precarga en la posición más blanda. El freno de disco posterior también es para presumir. No se declara el diámetro pero debe estar en 240 mm con perímetro lobulado y con pinza de doble pistón sujeta al semibasculante derecho. El neumático es de 13 pulgadas con un resbaladizo CST. El escape tiene una forma original. Se eleva desde abajo con una cierta inclinación para después enderezar a horizontal la salida de gases. El protector lo envuelve muy bien: es casi imposible quemarse.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
El caracolillo de entrada de aire para canalizar al cilindro y la culata delata que el motor cuenta con refrigeración por aire forzado. En el tubo vertical que sirve de soporte al caballete central va remachado la placa de identificación. Derroche de LEDs en este Goes G 125 GT. El diseño del piloto trasero es de cosecha propia con una «V» invertida que hace de luz de posición y dos hileras verticales de LEDs que se iluminan cuando se acciona el freno. Cada intermitente incorpora 9 LEDs. El manillar está recubierto por una carcasa plástica que imita una tija aligerada de moto deportiva. Sus formas resultan cómodas tanto en anchura como en la inclinación de cierre de las empuñaduras.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
El diseño de las piñas de los conmutadores ya lo hemos visto en otros modelos. La piña derecha agrupa el interruptor cortacorrientes, interruptor de luces y botón de claxon. Los extremos cuentan con contrapesos. Buen tacto también en la piña izquierda con el gatillo de ráfagas (amarillo), conmutador de cortas-largas e interruptor de luces. Se hubiese agradecido que la carcasa superior del manillar cubriese las articulaciones de las manetas. Espejos retrovisores muy por encima de lo que se espera en un scooter de 2.395 €. Todo el mástil está recubierto de una fundo de goma que cubre a la vez la articulación superior y el anclaje a la bomba de freno.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
Las guanteras laterales cuentan con protección por cerradura con la misma llave del contacto. Son discretas en capacidad pero se ha tenido en cuenta que cuando la tapa esté abierta se permita una total apertura. La guantera de la izquierda es la simétrica a la anterior con la única diferencia de disponer en el fondo una apertura para añadir como accesorio la toma de corriente de 12 V. Ya que no la incluye de serie, mejor cubrir el agujero con un tapón. La tapa del travesaño central del scooter se abre también con la misma llave de contacto y deja al descubierto un tapón de bayoneta para repostar en su depósito de 14 litros de capacidad.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
La cerradura de contacto no incorpora obturador para cubrir el bombín pero sí la apertura centralizada del asiento. A la izquierda vemos el botón rojo para hacer funcionar los cuatro intermitentes a la vez (Warning). Un buen detalle que no lo veíamos desde la primera serie del Burgman 125: la palanca de accionamiento del freno de estacionamiento incorporada a la base de la piña izquierda. Muy pocos scooters Premium cuentan con este sistema. El parabrisas es de media altura y no es ahumado si no negro opaco, lo que dificulta ver de cerca a baja velocidad. Desvía el aire de marcha protegiendo hasta el cuello del conductor.
Goes G 125 GT Goes G 125 GT Goes G 125 GT
La batería se encuentra en la parte posterior del hueco para el casco. La tapa que la cubre deja su parte trasera al descubierto y de ahí que queda a la vista el fusible aéreo e incluso los bornes. El cuadro de instrumentos es todo LCD en dos esferas. Se ve con nitidez a plena luz de día. La esfera izquierda engloba velocímetro, cuentavueltas y nivel de gasolina. La de la derecha reloj, parcial, total y nivel de carga de la batería. Entre las dos esferas se encuentra una ventana con los testigos luminosos. Estos son los cuatro que hemos podido ver. Quedan dos por completar para futuras versiones. Cada testigo de intermitente se encuentra en su respectiva esfera.

 

 El detallazo

Goes G 125 GT

En las pruebas de Moto125.cc solemos valorar en un scooter cualquier argumento que mejore su accesibilidad mecánica, algo que suele ser difícil de resolver en estos vehículo sobre todo si los comparamos con las motos. En el G 125 GT se dispone de una larga tapa en el fondo del hueco bajo el asiento que deja al descubierto desde la tapa de balancines hasta el carburador. Y si quieres más basta con extraer todo el recipiente que, por cierto, permite guardar un casco integral en la parte delantera y otro abierto en la posterior.


Prestaciones con nuestro equipo de telemetría

Aceleración 0-50 m 5,44 s (49,2 km/h)
Aceleración 0-100 m 8,69 s (60,6 km/h)
Aceleración 0-400 m 23,06 s (84,6 km/h)
Aceleración 0-1.000 m 47,03 s (93,8 km/h)
Aceleración 0-100 km/h NO LLEGA
Velocidad máxima 94,1 km/h
Consumo 3,79 l/100 km
Autonomía 369 km
Peso total lleno 146,0 kg
Reparto tren delantero 40,4%
Reparto tren trasero 59,6%

Presencia
Precio
Frenos
Motor de aire
Suspensión trasera dura
Neumáticos

Ficha técnica/ Equipamiento/ Precio/ Galería Imágenes


 Ver FICHA TÉCNICA/EQUIPAMIENTO/PRECIO/IMÁGENES del Goes G 125 GT

Rivales directos Daelim S2 125 FI
MX Motor e-Space 125
Peugeot CityStar AC 125
Riya Adonis 125

Related Article