• Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Autor acción – Carlos de la Cuadra
  • Fecha – 25/07/2016

Sobre la base del Steezer que ya conocíamos y que ya hemos probado en Moto125.cc, Daelim se ha sacado de la manga esta variante S que, aún compartiendo la mayoría de los componentes, aporta un uso e imagen más deportivo (de ahí la S de «sport») y además resulta más práctico con una mayor capacidad de carga bajo el asiento para dos cascos integrales, y más cómoda en uso con pasajero.


Daelim Steezer S 125 Hasta ahora, en la Corea natal de Daelim, no entendían un scooter sin plataforma plana para apoyar los pies. Ahí tienes la prueba con toda la gama de scooters actual y descatalogada de Daelim y los ya desaparecidos MS3 125/250 de su compatriota Hyosung (que, por cierto, iban muy bien). Pero algo ha tenido que influir Honda con su PCX, seguido de Yamaha con el N-Max, para que en Corea del Sur rompan esquemas y nos ofrezcan ahora un modelo con un travesaño central separando los pies del conductor.

Daelim Steezer S 125

Pero a pesar de esa adaptación al cambio de gustos del mercado, en Daelim interpretan ese concepto polivalente-urbano del PCX más hacia un polivalente-GT como demuestra su mayor envergadura, una capacidad de carga hasta el momento desconocida en esta nueva categoría (dos cascos integrales bajo el asiento), y un calzado más sobredimensionado para disponer de mayor agarre con el firme tanto a la hora de trazar como de frenar con todas tus ganas.

Con el Steezer normal que probamos aquí existen muchos componentes en común, pero ese simple travesaño central que lo diferencia, esconde en su interior un diferente bastidor con idénticas geometrías pero con los refuerzos oportunos para hacer más rígida esta zona central y que repercute positivamente en su comportamiento en curvas, además de optimizar el reparto de masas (centro de gravedad más adelantado y bajo que en el Steezer normal) con la batería en el interior. También cambia el asiento que crece en altura (los menos altos lo pasarán mal con 15 mm más de altura) para conseguir esa capacidad antes mencionada.

En cuanto al motor nos encontramos con una mecánica de última generación pensada para dar la máxima eficiencia con el mínimo consumo y rozamientos y preparada para afrontar los cambios que impondrá la severa directiva Euro 4. Cuenta con culata de cuatro válvulas y refrigeración líquida pero no tiene nada que ver con el propulsor del S3. Como con el PCX y N-Max antes mencionados, el Steezer S también recurre a posicionar el radiador por el lado derecho del motor. No apura el límite legal de los 15 CV pero se queda en unos 12,5 CV. En ese avance hacia los cambios que se aplicarán el año que viene, este Daelim Steezer S aporta frenada combinada con discos de 220 mm en ambas llantas de 14 pulgadas.

Daelim Steezer S 125

El recurso tecnológico que le fue también a Daelim con el S3, se repite en este Steezer S con el sistema de llave inteligente que permite arrancar cuando el receptor del vehículo detecte su presencia a menos de 1 metro. No hace falta pues sacar la llave del bolsillo ni quitarse los guantes. A este detalle tecnológico hay que añadir la iluminación LED tanto para la luz de posición delantera a ambos lados del faro principal a modo de cejas, como en el piloto posterior en forma de triángulo invertido que se hace ver muy bien y le distingue en la oscuridad.

El sobreprecio de la versión S sobre la normal es de 100 €, y con oferta se ofrece en 2.699 € con dos colores a elegir: el negro que muestran las fotos y azul.


A bordo

Daelim Steezer S 125

Como ya adelantamos, el asiento del Steezer S es algo más alto y a no ser que superes los 175 cm no podrás llegar al suelo con las dos plantas de los pies, y lo tendrás que hacer o bien de puntillas o con un solo pie inclinando ligeramente el Steezer a un lado. Lo bueno es que subiendo los pies a las plataformas te encuentras mucho más cómodo ya que el incremento de altura repercute en no llevar encogidas las piernas. La anchura del travesaño central es considerable sobre todo en la zona donde apoyas con naturalidad los pies, con lo cual parte se queda asomando por el exterior, pero conforme los avanzas hacia el punto de inflexión con las plataformas inclinadas, aumenta el ancho y con él la protección los días de lluvia. Debajo de estas plataformas horizontales se sigue encontrando el depósito de 10 litros.

Daelim Steezer S 125

Las plataformas inclinadas te permiten relajarte en carretera abierta con las piernas estiradas en plan custom, cuando ya no es necesario sacar los pies para apoyarse. En carretera abierta consigue pasar la barrera de los 100 km/h reales (casi 105 o poco más de 110 según el velocímetro) algo que parece va a ser lo habitual cuando se imponga el Euro 4 como estamos viendo en las últimas novedades que van apareciendo incluso con Euro 3. Por cierto, el motor de este Steezer S se le ve más suelto que el del Steezer normal. Es muy duro y hay que rodarlo 1.500 km para que empiece a ser divertido subiendo de vueltas.

El manillar cae a la altura de la cintura y se encuentra algo más alejado de lo habitual, lo que obliga a adelantar ligeramente el cuerpo y cargar más peso sobre el manillar, en plan conducción deportiva. Asombra su radio de giro a la hora de maniobrar.


Línea de tierra

Daelim Steezer S 125

Volvemos a elogiar la elección de Daelim al montar unos neumáticos Kenda deportivos en lugar de los de producción coreana que tan malos resultados dan en cuanto a agarre y rigidez de la estructura, y también por la generosa anchura de los mismos sobre llantas de 14 pulgadas que aportan ese plus de estabilidad.

En cuanto a frenos, el sistema combinado aporta una contribución sobre el freno delantero más alta de lo habitual que terminan con una cierta brusquedad en este tren, lo que requiere manejar la maneta izquierda con mucho mimo.

Daelim Steezer S 125

Pasando a las suspensiones, la horquilla delantera junto con los amortiguadores traseros en la posición de precarga intermedia, a la que se ajusta de origen, ofrecen un tarado blandito, perfecto para absorber las irregularidades del firme urbano. Lo que se hace difícil es probar con otras precargas dada la escasa accesibilidad.


En compañía

Daelim Steezer S 125

Te diríamos que tres cuartos de lo mismo de lo que decíamos con la Steezer normal, pero aunque la parte trasera del asiento sea prácticamente la misma, hay una modificación fundamental introducida en esta S: el respaldo del pasajero. Por una parte dificulta la incorporación al asiento de atrás, pero una vez superado, ofrece una comodidad total para nuestro acompañante con su mullido blandito y la altura a la que permite apoyar la espalda. La zona reservada del asiento al pasajero es amplia y también blanda destacando además las asideras laterales que forma el portabultos prolongándose hacia adelante, y las estriberas que se despliegan pulsando un botón. El respaldo se puede añadir en el Steezer normal como accesorio.


Con lupa

Haz click sobre la imagen para ampliar

Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
Fíjate en la pinza delantera: el pistón de abajo es ligeramente inferior al de arriba, cuando en realidad tenía que ser un 66% más pequeño para conseguir una frenada combinada sin tanta contribución del delantero. Daelim, como cualquier marca asiática, sigue siendo fiel a la pata de cabra. Y esta es de las buenas, de las que no se recogen solas cuando se endereza el scooter, para lo cual añade un interruptor que desconecta el encendido cuando está desplegada. Detalle para elogiar en un scooter «mediano» y que cuentan poco scooters Premium: las estriberas desplegables del pasajero que se extienden dando un pisotón sobre el botón cromado: no hay que agacharse y es más higiénico.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
La nueva generación de motores Daelim viene refrigerada por agua con culata de cuatro válvulas preparada para recibir la Euro 4 sin demasiados traumas. Fíjate en lo corto que es el cárter del variador para que la correa no bandee demasiado. Para acceder al ajuste de la precarga del amortiguador trasero izquierdo hay que retirar la caja del filtro de aire. Mira el muelle de paso variable: las espiras más juntas de la parte de arriba le dan ese tacto blando inicial mientras que las de abajo son de tarado más duro. Una de las diferencias principales que aporta este Steezer S sobre el normal es el respaldo del pasajero. Los usuarios del otro Steezer lo podrán añadir sin dificultad como accesorio, fijándolo al portabultos con dos tornillos.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
Las plataformas horizontales e inclinadas permiten adoptar dos posturas de conducción diferentes. Observa que la horizontal se va ensanchando hacia delante y que se le han añadido a los laterales del travesaño central unas molduras de plástico más sufrido para soportar roces. El Steezer S vuelve al faro sencillo de una sola óptica, por supuesto, iluminado con bombilla halógena H4 y parábola multicónvex. A ambos lados se encuentra la luz de posición mediante una pieza de plástico translúcida iluminada por varios LEDs. Al asiento del conductor ha ganado en altura para ofrecer más espacio bajo él. El mullido es blando y dispone un buen apoyo lumbar en el escalón que hay entre las plazas del conductor y pasajero. Las formas se estrechan hacia delante para facilitar llegar al suelo.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
El respaldo del pasajero visto desde delante. Fíjate en el generoso grosor de espumado para que resulte más cómodo y en su altura para que descanse un buen tramo de espalda. Comodísimo. La única pega es que pone más difícil pasar una pierna al otro lado para acomodarse. El parabrisas es transparente y su superficie no hace aguas. Desvía el aire de marcha a la altura de la barbilla cubriendo el pecho del frío, lluvia y presión del aire. Como el manillar, se encuentra algo alejado del conductor. La llanta delantera de 14 pulgadas es un punto a favor en cuanto a estabilidad. Calza neumáticos Kenda de gran sección para un mejor agarre con el firme y dar una mejor precisión a la dirección de lo que se pisa.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
Daelim es la cuarta marca que se une a la moda del radiador lateral derecho, junto con Honda, Yamaha y Piaggio (lo vimos por primera vez en la Derbi Predator LC 50). Aporta muchas ventajas y proporciona un caudal suficiente de aire fresco incluso cuando está parado. El mismo esquema de llanta de 14 pulgadas con freno de disco de 220 mm lo encontramos en el tren posterior, solo que en esta ocasión el neumático es todavía más ancho y la pinza acoge dos pistones del mismo calibre. El silenciador emite un ruido muy discreto y está bien cubierto por ese protector plástico. Tiene la ventaja de estar unido al tubo colector por una unión de tres tornillos con el fin de facilitar el desmontaje de la rueda trasera.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
En el amortiguador trasero derecho se vuelve a poner difícil el acceso al almenado de ajuste de la precarga de los amortiguadores. Como se puede comprobar, vienen de serie en la posición intermedia de cinco. El travesaño central es una de las características de esta versión S. El depósito de gasolina no se encuentra en su interior sino debajo de las plataformas horizontales. Su interior se encuentra muy desaprovechado ya que tan sólo encontramos la batería. Como en sus hermanos el Steezer normal y el S3, junto con la llave inteligente se te entrega una llave convencional que sirve para abrir la guantera central y acceder a la apertura mecánica del asiento.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
A la izquierda de la base del manillar se encuentra la tapa por la que se accede al depósito de gasolina de 10 litros. La tapa se abre desde el pomo de contacto, y después hay que retirar el tapón con cierre de bayoneta. Este es el pomo de contacto, cuando tienes la llave de inteligente a menos de un metro del receptor, pulsas el pomo y se ilumina el aro azul que lo rodea. Después eliges entre bloquear la dirección o abrir el tapón de gasolina girándolo a la izquierda, o dejándolo listo para arrancar hacia la derecha. Cuando el contacto está activado queda operativo este botón que permite abrir el asiento incluso cuando el motor está en marcha. Como vimos en la foto de la guantera, existe una apertura mecánica de seguridad del asiento para cuando falle la batería.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
Se prescinde del interruptor de luces en la piña derecha al ir siempre éstas encendidas. En su lugar encontramos el interruptor de «warning» (intermitentes de emergencia). Arriba se encuentra el cortacorrientes y abajo el botón de arranque. Los extremos cuentan con contrapesos. La piña izquierda es de calidad con muchos mandos de buen tacto. El conmutador azul es el de luces corta-larga. Por delante se encuentra el gatillo de ráfagas y tampoco faltan los habituales conmutador de intermitentes y botón del claxon. Los espejos retrovisores son sencillos con perímetro poligonal. La varilla que hace de mástil cuenta con un guardapolvo superior que protege el interior de la articulación del espejo, sin más protecciones en su unión con la bomba de freno.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
De esto puede presumir mucho el Steezer S ofreciendo una capacidad de carga de scooter GT Premium. Ojo que no todos los cascos integrales caben en el interior. Se podría haber ensanchado un poco más para que así fuera y entraran también los modulares. El mismo hueco que te enseñábamos antes sin carga. Se puede ver en el medio la luz que ilumina el compartimento con su correspondiente interruptor, y que el hueco de la izquierda cuenta con una tapa para acceder a la mecánica. Aquí vemos con detalle la luz que ilumina el espacio principal de carga junto con el correspondiente interruptor mecánico que la activa. Éste se hunde cuando se cierra el asiento apagando la luz.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
Por el otro lado del hueco para cascos y en uno de los rincones que deja el casco delantero se encuentra un pequeño bolsillo para guardar las herramientas y que estas no rueden por su interior. Justo detrás del bolsillo para guardar la dotación de herramientas se encuentra la toma de corriente de 12 V tipo mechero muy práctica para recargar un móvil en marcha, pero muy alejada del manillar para conectar un navegador GPS. El vaso de expansión se encuentra detrás del hueco del casco trasero, para comprobar el nivel de refrigerante se ha dispuesto esta ventana tras la que aparecen los niveles mínimo y máximo. El tapón de llenado se encuentra al lado del cierre del asiento.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
Retirando la tapa del fondo del hueco del casco delantero tenemos buen acceso al sistema de alimentación del Steezer con el inyector en el centro y, a la derecha, el cuerpo de la válvula de mariposa que controla el acelerador. El sistema ha sido desarrollado por la americana Delphi. Aflojando un tornillo de estrella se retira la tapa superior que se encuentra sobre el travesaño central y que da acceso a la batería y a la caja de fusibles (en blanco). A la derecha de la caja de fusibles se encuentran un par de fusibles de repuesto. A diferencia de la fórmula original del Honda PCX, en el Steezer S el manillar va carenado, como en cualquier otro scooter, con el nuevo logo de Daelim en el centro. La anchura es la adecuada para controlar bien el vehículo.
Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125 Daelim Steezer S 125
El piloto trasero tiene forma de triángulo invertido que se hace ver por cualquier vehículo y que se ilumina con más intensidad cuando se acciona alguno de sus frenos. Es la firma luminosa que lo distingue en conducción nocturna. Así se ve con poca luz el faro delantero junto con la luz de posición LED por los «rabillos» a ambos lados del foco principal. Los intermitentes utilizan tulipas anaranjadas (quizá quedaran mejor con tulipas transparentes) con bombillas convencionales. Al cuadro de instrumentos sólo le falta un reloj cuentavueltas, prescindible al tratarse de un scooter automático. Esto permite hacer un reloj velocímetro de gran tamaño que se puede consultar de un simple vistazo. La pantalla LCD agrupa reloj, odómetros y nivel de gasolina.

 

 El detallazo

Daelim Steezer S 125

La clave del buen comportamiento en curvas de este Steezer S la encontramos en un bastidor nuevo que incorpora dos nuevos tubos para reforzar el interior del travesaño central como muestra la figura. Precisamente esta zona es crítica ante las fuerzas de torsión que se producen en fuertes frenadas y en los trazados en curvas. A la vista está que el bastidor de este Steezer S se inspira en los rígidos chasis perimetrales de moto con simple cuna desdoblada en su parte inferior.

 


Prestaciones con nuestro equipo de telemetría

Aceleración 0-50 m 5,30 s (50,1 km/h)
Aceleración 0-100 m 8,48 s (62,2 km/h)
Aceleración 0-400 m 22,10 s (91,5 km/h)
Aceleración 0-1.000 m 43,99 s (101,6 km/h)
Aceleración 0-100 km/h 33,40 s (704 m)
Velocidad máxima 104,9 km/h
Consumo 3,86 l/100 km
Autonomía 259 km
Peso total lleno 158,1 kg
Reparto tren delantero 41,6%
Reparto tren trasero 58,4%

Uso polivalente
Tecnología
Suavidad de funcionamiento
2 integrales justos
Acceso precarga amortiguadores
Interior travesaño desaprovechado

Ficha técnica/ Equipamiento/ Precio/ Galería Imágenes


 Ver FICHA TÉCNICA/EQUIPAMIENTO/PRECIO/IMÁGENES del Daelim Steezer S 125

Rivales directos Daelim S1 125 FI
Daelim S2 125 FI
Daelim Steezer 125
Gilera Runner ST 125
Honda PCX 125
Keeway CityBlade 125
Peugeot CityStar 125
Sym Joyride 125 Evo
Yamaha Majesty S 125
Yamaha N-Max 125

Related Article