• Autor del texto – Fortunato J. Sanz
  • Fecha – 4/8/2017

A veces las herramientas de medida fija que vimos en el número anterior nos “apañan” poco, bien porque necesitemos tener a mano “ciento y la madre” o bien por el escaso espacio que necesitamos para acceder a la tuerca o cabeza del tornillo. Para eso tenemos herramientas de medida ajustable o compuestas por diversas piezas para adaptarnos mucho mejor al caso en particular, y ocupando todas ellas el mínimo espacio en nuestro taller casero.


Herramientas mecánica Si en tu caja de herramientas sólo hay llaves fijas vas listo cuando toque aflojar esa tuerca que habita en lo más profundo y recóndito de tu moto, donde la mano no entra por el hueco, ni hay sitio para moverla si consiguiésemos llegar. En estos casos es absolutamente conveniente para la salud de la tuerca o tornillo -y de nuestros nudillos- tener un juego de herramientas desmontables que nos permita “hacernos a la medida” el útil que necesitamos para la ocasión, con la longitud adecuada e incluso con articulación intercalada, y con el que podamos elegir la medida y tipo para que así nos sirva para prácticamente cualquier tuerca o tornillo.

Obviamente nos estamos refiriendo a los juegos comúnmente conocidos como de llaves de vaso con carraca que, adaptándoles el extremo o la “punta” adecuada a cada caso, o el alargador apropiado, nos servirán a las mil maravillas, sobre todo si es un juego de los más completos con puntas de todo tipo y tamaños, alargadores de diversas medidas, berbiquíes y uniones articuladas.

Seguimos insistiendo en valorar la calidad de los materiales con los que se fabrican las herramientas: es obvio que nunca será igual una llave de “veinte duros” que una fabricada bajo unos estándares mínimos de calidad. La clave son las aleaciones de metales empleadas que son las que garantizarán su durabilidad y así una aleación al Cromo-Vanadio-Molibdeno dará mejores resultados y mayor duración. Valorad si preferís gastar poco en un juego de “usar y tirar”, gastar un poco más en uno que os dure por lo menos 10 intentos o invertir en seguridad y fiabilidad en un juego de calidad. Eso sin contar lo que os puedan costar las piezas de la moto que destrocéis con esas herramientas de mala calidad.

Tipos de llaves adaptables

Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Llave inglesa
Se trata de una llave con uno de sus dientes móvil accionado por una rosca giratoria, lo que la permite ser regulable en medida dentro de un máximo y un mínimo. Estos límites los marca el tamaño físico de la llave. La calidad del acero en este caso es fundamental para la longevidad de la rosca y el diente móvil. Curiosamente en Inglaterra se denomina “llave ajustable” (Adjustable spanner). No es muy recomendable de usar en nuestro taller, pero puede resolvernos muchos problemas si se la incluye en la dotación de herramientas de la moto.
Carraca
Es el “brazo ejecutor” del conjunto desmontable con el que aplicaremos la fuerza a la tuerca o tornillo. Dispone de un selector del sentido de aplicación de la fuerza (a derechas o a izquierdas) para elegir entre aflojar o apretar y facilitar su accionamiento sin tener que girarla completamente. Existen de varios tamaños e incluso articuladas, contando también con diferentes medidas del cuadradillo de acople (desde 1/4 a 1/2 pulgada) para su unión con vasos grandes y pequeños.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Vaso
Son el extremo del conjunto desmontable que estará en contacto con la tuerca o tornillo. Existen de múltiples formas (hexagonal o bihexagonal, permitiendo incluso acoplar en su interior puntas de destornillador plano, estrella, allen, etc) y con diferentes medidas del cuadradillo de acople en función del esfuerzo a realizar. De nuevo, la buena calidad de los materiales es determinante para evitar desgastes o roturas prematuras.
Alargadera/Mango corredizo
Si la tuerca o tornillo está poco accesible podremos intercalar alargaderas entre la carraca y el vaso hasta conseguir la longitud necesaria. Las alargaderas disponen de un cuadradillo de acople macho en un extremo y en el otro de uno hembra, habiéndolas de diferentes longitudes. Los mangos con pasador corredizo pueden utilizarse en lugar de la carraca si disponemos de espacio para su giro completo o precisamos mayor longitud del mango de aplicación de la fuerza (a mayor longitud del mango mayor presión posible a la tuerca con menor esfuerzo por nuestra parte).
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Articulación
Necesaria cuando no hay un camino recto hasta la tuerca desde donde podemos apretar. Se pueden acoplar varias articulaciones para llegar a los lugares más recónditos, pero habrá que tener en cuenta que cada articulación intercalada hará disminuir el esfuerzo máximo aplicable al conjunto.
Berbiqui
Es ideal para accionar el vaso con giros completos en posiciones donde el mango corredizo o la carraca entorpezcan la rapidez de la acción. No es adecuado para grandes esfuerzos de apriete por la escasa longitud del saliente, pero sí para roscar rápidamente.

Utilización

Herramientas mecánica Herramientas mecánica

Posición correcta de la llave inglesa
Utiliza la llave inglesa como último recurso y, si la usas, asegúrate de accionarla de modo que el diente móvil sea el que empuje contra la cara de la tuerca. Así quedará inmovilizado por la propia fuerza del apriete. En caso contrario, el diente móvil se irá abriendo poco a poco hasta que patinará sobre la tuerca/tornillo con el consiguiente “redondeo”.
Herramientas mecánica Acople de cuadradillo
Los juegos de llaves de vaso se ofrecen con cuadradillos (el tipo de acople que los une a la carraca) de diferentes tamaños que se clasifican en fracciones de pulgada. Los más habituales son los de 1/4 de pulgada («) y de 1/2″, aunque también podemos encontrar en medida de 3/8″. Los vasos más pequeños (hasta 14 mm) recurren al cuadradillo de 1/4″, mientras que los vasos grandes utilizan el de 1/2″. La fracción 1/2″, además de ser más grande, transmite más fuerza al vaso que la de 1/4″. Uno de los accesorios que se suelen incluir en los juegos de vaso es un adaptador de cuadradillo 1/2″ a 1/4″ para poder emplear la carraca grande con los vasos pequeños, aunque no es muy recomendable. En la imagen os mostramos una llave de vaso de 14 mm con los dos tipos de cuadradillo y sus respectivas carracas.
Llave dinamométrica
Es muy similar a las carracas con cuadradillo de 1/2″ solo que emplea un mango más largo con una regulación en el extremo. Sirve para aplicar un apriete máximo sin sobrepasarlo a la pieza roscada según las indicaciones de la marca. Lo normal en Europa es emplear las unidades de par Nm (Newton x metro), aunque también se utiliza el Kgm (Kilográmetro: 1 Kgm = 9,8 Nm). En USA y Reino Unido prefieren emplean la Libra por pie (1 FtLb = 0,1383 Kgm = 1,3556 Nm). En las llaves dinamométricas se debe aplicar la fuerza en el extremo del mango. Cuando se supera el par de apriete prefijado, un mecanismo en la llave dinamométrica hace que salte para no dañar la pieza roscada.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica Llave de bujías
Otro vaso muy común en los juegos de vasos es la llave de bujías. La medida clásica es de 21 mm, aunque el vaso de llave de bujías es más profundo para poder introducir en su interior la porcelana; incluso contiene una goma interior para guiarla dentro del vaso. También empiezan a verse con más frecuencia, llaves de bujía de 16 mm para manejar bujías con cuello más estrecho, que se emplean en culatas multiválvulas.

Otros
capítulos de
herramientas


Herramientas
Capítulo 1 – Llaves Fijas

Herramientas
Capítulo 2 – Llaves Adaptables

Herramientas
Capítulo 3 – Destornilladores, Allen y Torx

Herramientas
Capítulo 4 – Uniones Roscadas

Herramientas
Capítulo 5 – Herramientas para roscar


Herramientas
Capítulo 6 – Herramientas de sujeción

Herramientas
Capítulo 7 – Herramientas de corte

Herramientas
Capítulo 8 – Herramientas de desbaste (limas)

Herramientas
Capítulo 9 – Instrumentos de Medida

Related Article