Hanway Madrid

  • Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Autor acción – Javier Arenas
  • Fecha – 16/3/2020

El simple hecho de impulsar una naked con un motor refrigerado por agua, como a esta Hanway Furious, le permite sacar todo el potencial a sus 125 cc de cilindrada consiguiendo con sus 14,9 CV un carácter muy divertido y rabioso para disfrutarlo en conducción deportiva con unas brillantes prestaciones que, además, la hacen sobrepasar la infranqueable barrera de los 100 km/h para las sencillas mecánicas de aire. Y puestos a hablar de romper barreras, esta Hanway Furious 125 se contiene y no está dispuesta a que su precio supere los 3.000 euros, es más, se queda muy por debajo ofreciéndose por tan sólo 2.795 €.


Hanway Furious 125 Los gustos del mercado de motos de 125 cc se inclinan mayoritariamente hacia los modelos naked desprovistos de carenado. Os lo contamos en nuestro habitual Informe anual 2019. Pero dentro de esta categoría, las Naked Deportivas con sus potentes motores refrigerados por agua que rozan la potencia máxima permitida para la convalidación, han experimentado un fuerte crecimiento. Ahí está el hecho de que la KTM Duke sea la primera moto con marchas en el ranking de los modelos más vendidos entre esa multitud de scooters.

Hanway Furious 125

Los motores “LC” son más complejos tecnológicamente, aparte de que sus cajas de cambio encierran seis velocidades frente a las de cinco de los modelos refrigerados por aire. Y eso, desgraciadamente, tiene que repercutir en el precio. La KTM Duke que te hemos mencionado se ofrece por 4.590 €, mientras que la nueva Yamaha MT-125 lo hace por poco menos (4.549 €) y en ese orden de magnitud también está la Tuono 125 de Aprilia (4.724 €) o la Z de Kawasaki (4.750 €). De entre las naked de “marca”, Suzuki se destaca por ofrecer su GSX-S 125 en oferta a 3.699 €, mientras que la Malaguti Monte Pro de KSR lo hace por 3.299 €.

Pero el mercado de nakeds deportivas también incluye otras marcas que quieren hacerse un hueco en este selectivo club y lo hacen bajando escandalosamente su precio por debajo de los 3.000 euros, incluso siendo más baratas que algunos modelos con motores de aire. Nos estamos refiriendo a la Keeway RKF (2.799 €) y a la Hanway Furious 125 (2.795 €) que traemos a estas páginas.

Con la Furious, Hanway se sale de su especialidad por la que siempre se la ha conocido: la de las motos retro. Y nos demuestra que lo sabe hacer muy bien con un diseño muy acertado de formas musculosas, aristas marcadas y con cierta agresividad. Toda esa carrocería se monta sobre un bastidor de doble cuna al que reconocemos de inmediato por ser el que estrenó la desaparecida Derbi Mulhacén y que ahora emplea también la Malaguti Monte Pro así como la FB Mondial HPS y Rieju Century.

Hanway Furious 125

En cuanto a equipamiento la Furious no escatima con unas suspensiones confiadas a una horquilla invertida y un monoamortiguador, frenos de disco combinados CBS con un voluminoso elemento delantero de 300 mm mordido por una pinza de triple pistón, y un completísimo cuadro de instrumentos por pantalla panorámica LCD con la particularidad de que su retroiluminación se puede cambiar entre naranja y azul eléctrico.

Si te sorprende todo esto en una moto que se queda muy por debajo de los 3.000 euros, que sepas que Hanway no ha escatimado a la hora de contar con un alumbrado 100% LED no solo en el faro con dos módulos superpuestos para los haces de largas/cartas delimitados por dos guías luminosas verticales, sino también en el piloto trasero y todos los intermitentes.

Hanway Furious 125

Aunque el chasis tiene el ADN de Derbi-Piaggio, lo cierto es que el motor es nuevo que declara 14,9 CV y que comentaremos en nuestro apartado “El Detallazo”.


A bordo

Hanway Furious 125

Sorprende encontrarnos con un asiento tan bajito (760 mm de altura) en una moto de gran volumen. La clave se encuentra en elevar el resto de los componentes por lo que en su puesto de conducción da una sensación de estar envuelto por la moto. Es cómodo, por supuesto puedes llegar con las plantas de los pies al suelo independientemente de tu talla, las rodillas se apoyan en las hendiduras del depósito, pero te limita los movimientos sobre la moto. Los pies descansan sobre unas estriberas no demasiado retrasadas mientras que se adopta un manillar de tubo ancho y alto para conducir de forma natural con la espalda recta, muy apropiado para conducción urbana y paseos por carretera, aunque también te permite acoplarte sobre el depósito sin demasiada dificultad para conseguir mejor aerodinámica en autopistas.

El motor tiene tracción desde las 4.500 rpm y muestra dos personalidades. Una para circular tranquilo sin pasar de las 8.000 revoluciones, ideal para ciudad, donde su bastidor se muestra ágil para cambiar de dirección. Y otra para divertirse estirando hasta casi las 11.000 vueltas donde parece que entra el corte de encendido, aunque resulta difícil llegar a este régimen. Tiene algo de rumorosidad típica en los motores con doble árbol de levas y un pelín de vibraciones, aunque completamente soportables.

Hanway Furious 125

Psicológicamente te deja un muy buen sabor de boca ver en el velocímetro los ¡129 km/h! en llano. Hay que lanzarla un buen rato para alcanzar esa velocidad, pero el “polígrafo” de nuestra telemetría te dice que la velocidad real es mucho menor: 108,7 km/h que tampoco está nada mal para lo que se estila en el mundo de las 125 cc.

A pesar de sus “altos vuelos” no castiga con un consumo elevado: 3,03 l/100 km y eso que ya sabes que lo registramos dando caña.


Línea de tierra

Hanway Furious 125

Si comparamos la Furious con otras naked líquidas, se echará de menos la frenada antibloqueo ABS que sí equipan los modelos más caros, aunque eso sigue sin justificar la gran diferencia de precio. En el efecto combinado es casi imperceptible la contribución de la frenada delantera para los que preferimos dosificar los frenos a nuestro gusto, y efectiva para los que no tienen experiencia y prefieren usar el pedal. El equipo de discos de 300 y 220 mm es muy potente, y el delantero requiere tacto en su dosificación.

Hanway Furious 125

Por suspensiones, el funcionamiento de la horquilla invertida y el monoamortiguador van bien coordinados con un tarado muy equilibrado tirando a ligeramente duro como se exige a una moto deportiva sin que llegue a sacrificar el confort. La robustez de la horquilla y su correspondiente potente disco delantero aportan una gran sensación de solidez en la Furious.

En cuanto a los neumáticos volvemos a encontrarnos con los neumáticos Timsun que conocimos con la nueva Hyosung Aquila 125 S aunque para esta ocasión con dibujo deportivo. Esta marca china con participación taiwanesa de reciente creación, nos ha vuelto a dejar muy satisfechos por su agarre, al menos sobre asfalto seco.


En compañía

Hanway Furious 125

El espacio reservado a nuestro acompañante es justito, pero al menos está bien delimitado del que se reserva al piloto y, dada la contenida altura del conjunto, resulta fácil acomodarse. Los pies de nuestro acompañante descansan sobre unas estriberas bien posicionadas aunque sin topes en la de la izquierda para que no se cuele el pie hacia el paso de rueda. Las sólidas asideras de fundición permiten agarrase con firmeza.


Con lupa

Haz click sobre la imagen para ampliar

Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
El freno delantero está confiado a un sobredimensionado disco de 300 mm mordido por una pinza de triple pistón típico de los sistemas de frenada combinada CBS, con el pistón central activado por el pedal de freno. El monoamortiguador trasero carece de bieletas y de ajuste de precarga de muelle, pero tal como viene funciona bien incluso con la carga extra de un pasajero. El efecto progresivo se consigue con un muelle de doble paso. El basculante se basa en un sencillo tubo de sección rectangular que emplea un cubrecadenas muy envolvente y una guía en su parte inferior. Mejor ni tocar el desarrollo que monta.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
Las estriberas no están demasiado retrasadas. De ahí que el reenvío sea algo corto. Muy bueno el detalle de utilizar una punta de la palanca de cambios articulada para no romperla en una caída si se pliega el caballete lateral. Las estriberas del pasajero están situadas en una posición que resulta muy cómoda para nuestro acompañante pero ésta (la del lado izquierdo) no cuenta con un tope para que el pie se cuele hacia el paso de rueda. La quilla bajo el motor es un elemento que estéticamente refuerza el carácter deportivo de la Furious. También sirve para ocultar el abultamiento del tubo del colector por el catalizador.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
Pese al contenido precio de la Furious, Hanway no escatima y confía todo el alumbrado a la tecnología LED. Cada intermitente cuenta con 8 diodos y el faro con dos módulos LED (el superior es de cortas) entre dos guías luminosas. Impresionante aspecto del tren delantero con su llamativa horquilla invertida de generosa sección de barras. Puedes ver en el buje de la llanta que se ha aligerado al máximo. Los alerones laterales del radiador se prolongan excesivamente hacia abajo y hacia atrás cubriendo por completo las formas del cilindro y la culata. Entre los alerones podemos ver el radiador.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
El depósito del líquido de frenos del pedal está independizado de la bomba para poder consultar visualmente el nivel de líquido además de facilitar el llenado si se fuese necesario. El silenciador de escape es voluminoso dejando ver su carcasa exterior metálica pero estratégicamente cubierto con ese protector para evitar quemaduras. El sonido que emite es ronco pero apagado. La frenada trasera se confía a un sencillo disco de 220 mm con su correspondiente pinza de un solo pistón. Esta pinza combina su funcionamiento con el pistón central de la pinza delantera.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
El asiento reservado al pasajero es algo justito en longitud y superficie. Las asideras laterales están realizadas en fundición para conseguir una buena robustez y con un diseño que simula un spoiler. La originalidad del piloto trasero es que no va montado debajo del extremo trasero del asiento sino en la minimalista cola que soporta la matrícula, algo poco habitual. Los intermitentes también se apoyan en la cola. El depósito tiene unas formas muy musculosas con su parte inferior estrecha para apoyar las rodillas. Da cabida a 13,5 litros de combustible que, junto con su bajo consumo, se consigue una larga autonomía.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
La piña derecha solo recoge dos conmutadores: el del cortacorrientes en rojo y el botón de arranque. En el medio hay un hueco para un tercer conmutador que bien podría ser el de los intermitentes de emergencia. La piña izquierda agrupa los mandos habituales: conmutador de cortas/largas, intermitentes y botón del claxon. En los extremos del manillar se sitúan los contrapeso que contribuyen a dar ese tacto de solidez a la Furious. Por la parte delantera de la piña izquierda aparece el gatillo de ráfagas. La maneta de embrague cuenta con un guardapolvos de goma que cubre la articulación y el tensor. El cable está enfundado en un tubo metálico.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
Los espejos retrovisores ofrecen una buena perspectiva de lo que ocurre a nuestras espaldas. No sobresalen demasiado de los extremos del manillar y disponen de guardapolvos en la articulación superior y anclaje inferior. Bien resuelto el tapón del depósito de gasolina no sólo por su aspecto racing sino por contar con una bisagra para no perderlo. Por supuesto también cuenta con cerradura protegida por una solapa. Muy al estilo italiano (Ducati Monster, por ejemplo), la cerradura de contacto se sitúa en la parte delantera del depósito junto a la pipa de la dirección. La misma llave sirve para abrir el tapón del depósito y el asiento.
Hanway Furious 125 Hanway Furious 125 Hanway Furious 125
Aunque parezca una simplicidad utilizar un manillar de tubo, en realidad el que usa la Furious es de conicidad variable: más ancho en el centro donde se requieren más esfuerzos y con la sección estándar en la zona de los puños y manetas. El asiento es de una pieza y se desmonta a través de una cerradura por su lado izquierdo dejando a la vista la batería en posición horizontal y la entrada de aire hacia la caja del filtro quedando algunos rincones para la documentación y pocas herramientas. El cuadro de instrumentos se basa en una pantalla panorámica LCD con mucha información a la que sólo se echa de menos que los caracteres sean demasiado pequeños y que carezca de nivel de refrigerante (sólo un testigo de sobrecalentamiento).


El detallazo

Hanway Furious 125

Originalmente, la Hanway Furious 125 fue presentada en el Salón EICMA 2017. El prototipo mostrado no sólo contaba con el bastidor “Mulhacén” que utiliza el modelo de serie, sino también el motor Piaggio DOHC 4v, ambos aportados por Zongshen. Sin embargo en la serie definitiva se ha optado por un motor que desconocemos, muy diferente exteriormente al de Piaggio, aunque con muchos puntos en común en su interior como el cambio de seis velocidades, la distribución DOHC 4 válvulas o las medidas internas aunque sólo de la carrera (47 mm), con un milímetro menos de diámetro (57 mm en lugar de 58 mm) lo que hace (si no es un error de la ficha técnica) que cubique 119,9 cc (124,2 cc con un diámetro de pistón de 58 mm). Para este motor se declara casi el límite de potencia permitido para la convalidación, 14,9 CV a 10.000 rpm, y un par motor de 11 Nm a 8.000 rpm.


Prestaciones con nuestro equipo de telemetría

Aceleración 0-50 m 4,79 s (56,1 km/h)
Aceleración 0-100 m 7,55 s (69,1 km/h)
Aceleración 0-400 m 20,47 s (93,2 km/h)
Aceleración 0-1.000 m 42,40 s (105,4 km/h)
Aceleración 0-100 km/h 33,90 s (761 m)
Velocidad máxima 108,7 km/h
Consumo 3,03 l/100 km
Autonomía 445 km
Peso total lleno 143,0 kg
Reparto tren delantero 47,3%
Reparto tren trasero 52,7%

Positivo Negativo
Precio
Comportamiento
Prestaciones
Sin nivel de temperatura
Espacio bajo el asiento
Números pequeños en LCD

Ficha técnica/ Equipamiento/ Precio/ Galería Imágenes

Hanway Furious 125
Ver FICHA TÉCNICA/EQUIPAMIENTO/PRECIO/IMÁGENES de la Hanway Furious 125


Rivales directos Aprilia Tuono
Kawasaki Z125
Keeway RKF 125
KTM Duke 125
Suzuki GSX-S 125
Yamaha MT-125

Hanway Furious 125

Related Article