• Autor del texto – Antonio Cuadra
  • Autor de fotos – AC
  • Autor acción – Javier Arenas
  • Fecha – 11/6/2023

El superventas Kymco Agility City aporta un importante Plus con un potenciamiento de su motor que le lleva a alcanzar 1,9 CV más bajo Euro 5, lo que le permite obtener una importante mejora tanto en aceleraciones como en velocidad máxima. No cambian las formas exteriores, ni sus tres colores a elegir, ni su equipamiento, ni tan siquiera su precio que se mantiene en 2.399 € con gastos de matriculación incluidos.
Kymco Agility City Plus 125

El Agility City es uno de los modelos que más hemos probado en Moto125 bien por las diferentes versiones que han ido apareciendo, como excusa para darle un repaso con ocasión de ser un líder en las ventas anual, título que ha conseguido en 2015, 2016, 2019 y 2020, sin olvidar unos segundos puestos bien merecidos en 2017 y 2018. En los dos últimos años (2021 y 2022) bajó a un tercero y ya, este año, remonta a un segundo lugar.

Kymco Agility City Plus 125 Básicamente conocemos dos versiones, la primera que se comercializó casi acabando el 2008, en plena crisis económica y que fue muy bien recibido por su extraordinaria relación precio/calidad, y el segundo en 2016, en el que se hizo un profundo cambio que afectaba a todo el scooter con un bastidor que acogía el depósito bajo la plataforma plana, rueda trasera de 14 pulgadas, una carrocería totalmente renovada manteniendo su estilo, y el motor que estrenaba la inyección electrónica. De esta versión conocemos dos restylings, el primero en 2020 con cambios estéticos y técnicos propuestos por Kymco España, y el que nos ocupa, en 2023, con mejoras en el motor para ganar casi 2 CV de potencia.

Exteriormente te costará diferenciar un Agility City Plus del anterior. Ayuda mucho encontrar el emblema en relieve del “Plus” en color rojo pegado a los laterales delanteros, pero si te fijas más reconocerás que se ha cambiado el “caracolillo” de la entrada del aire forzado por uno nuevo con formas que te confundirán pensando en que monta un radiador lateral de las refrigeraciones líquidas que equipan otros modelos (recurso que ya vimos en la serie Euro 5 del People S), y que cambia el silenciador del escape por otros de formas diferentes pintado en negro. Obviamente ese nuevo silenciador es una de las claves de ese incremento de potencia, pero también hay profundos cambios internos como el aumento de la relación de compresión de 9,5 a 9,9:1, así como una nueva distribución y mapas internos de encendido e inyección en la ECU, además de un desarrollo final ligeramente más largo.

Pero además de ese considerable aumento de potencia de casi un 22%, comprobamos que el motor es aún más eficiente bajando los niveles de emisiones. Así, por ejemplo, el registro de monóxido de carbono baja desde los 218 g/km hasta los 113 de este Plus y se queda en un 11,3% del límite (va sobrado para la futura Euro 5 Plus); los niveles de hidrocarburos sin quemar bajan desde los 57 g/km a los 36 quedándose al 57% de límite permitido, y los óxidos de nitrógeno lo hacen desde 26 a 23 g/km, al 38,3% del tope de emisiones. Recordar que la versión del Agility City anterior aparecido en 2021 cumple también con las actuales homologaciones Euro 5.

El resto sigue sin cambios; a nuestro juicio necesita una puesta al día ya que su estética acumula 7 años y empieza a estar demasiado vista (¿el nuevo Agility S le sustituirá?), no se adapta a los tiempos actuales con un alumbrado tradicional cuyas únicas concesiones a la tecnología LED las vemos en la luz de posición repartida en los intermitentes delanteros y en el testigo de fallo en la inyección del cuadro de instrumentos (con la información mínima imprescindible y una diminuta pantalla LCD). Tampoco cuenta con toma de corriente USB (sí una tipo mechero a 12V), y bajo el asiento cabe un casco abierto forzando el cierre. Y ya puestos a cambiar, centrarse también en la pata de cabra sin desconexión del motor y que se recoge sola (algo que hemos criticado en todas las pruebas), y realizar la apertura del asiento desde la misma cerradura de contacto.

Kymco Agility City Plus 125 Con todas estas mejoras, se agradece que el nuevo Agility City Plus mantenga el precio de su predecesor en 2.399 € (incluyendo los gastos de matriculación), aunque actualmente Kymco España lo esté liquidando en oferta por 2.199 €. También se mantiene la gama de colores: el azul que ilustra esta prueba, marrón oscuro con asiento bitono (marrón símil cuero con negro) y blanco.

A bordo

Kymco Agility City Plus 125 A la hora de ponerse a los mandos del Agility City Plus, asustan más los 820 mm de altura declarada del asiento, que en lo que realidad se siente, aunque, en teoría, la llanta trasera de 14 pulgadas ayuda algo. Un usuario de metro setenta llegará justito al suelo con las dos plantas de los pies, pero los menos altos tendrán que llegar con un solo pie o de puntillas.

Iniciando la marcha y subiendo los pies a la plataforma te encuentras cómodo con la espalda vertical sin que se eleve demasiado la plataforma por la presencia del depósito de gasolina debajo de ella.

La ciudad es su medio natural. La rueda de 16 pulgadas aporta estabilidad, pero sin sacrificar la agilidad que nos recuerda su denominación para serpentear en el tráfico urbano más caótico. Con el potenciamiento del motor se ha ganado en aceleraciones a la salida de los semáforos y eso que su predecesor con 9 CV de potencia recurría a un desarrollo más corto para compensarlo, sacrificando velocidad máxima como veremos. Incluso se mejoran las aceleraciones de la versión Euro 4. Os recordamos que, si no se retoca la eficiencia del motor, cada vez que aumenta el número del Euro baja la potencia registrada para que las emisiones sean menores.

Kymco Agility City Plus 125 Se notan esos 2 CV de más con unas pistonadas más contundentes, pero también se nota en velocidad punta. El primer Agility City de inyección, bajo Euro 4 allá por 2016, conseguía sobrepasar la barrera de los 100 km/h reales por tan sólo 1 décima (100,1 km/h). Con la versión Euro 5 (modelo precedente al actual) se alejaba de la barrera con 95,1 km/h reales, y, ahora con este Plus, se vuelve a sobrepasar con 100,9 km/h de verdad que vienen a ser unos 111 km/h de velocímetro. No hemos encontrado que haya corte de encendido, y hemos podido alcanzar los 121-122 de velocímetro cuesta abajo.

Lo que está claro es que, con ese Plus de potencia, el nuevo ACP te permite hacer trayectos cortos de cercanías por carretera abierta más allá del entorno urbano, aunque aconsejamos en estos casos no llevar enroscado a tope el acelerador durante mucho tiempo si no quieres que se resienta la mecánica. Una buena velocidad de crucero son los 95 de velocímetro (quítale un error de velocímetro del 10% para velocidades reales).

Línea de tierra

Kymco Agility City Plus 125 Volvemos a encontrarnos con los neumáticos Kenda que no lo hacen nada mal, incluso en conducción en mojado. Dan confianza siempre que no los pongas muy en el límite de frenada y tomando curvas.

Las suspensiones cumplen con una horquilla en ese tarado ideal de firmeza-confort, mientras que los amortiguadores traseros tienden a ser ligeramente duros. De serie vienen en la segunda posición de precarga, por lo que puedes bajarlos a la más blanda para mejorar el confort, sin que se lleguen a hundir con pasajero.

Kymco Agility City Plus 125 En cuanto a frenos nos encontramos con los discos de mayor diámetro de su categoría: un 260 delante acompañado de un 240 mm detrás, éste último lo borda con una pinza de doble pistón que le da mucha potencia, aunque no se luce por quedar oculta tras el silenciador. No hay ABS y se confía en un funcionamiento combinado CBS conectando la pinza posterior con el pistón central de la pinza de triple pistón delantera. Esa contribución delantera pasa casi desapercibida para los que preferimos dosificarlos a nuestro gusto.

En compañía

Kymco Agility City Plus 125 La longitud del asiento es algo justa para acoger dos plazas pero suficiente. Resulta fácil acomodarse en el asiento de atrás. Bien por las estriberas traseras que se despliegan automáticamente al pulsar un botón (con la punta del pie sin agacharse) quedando algo alejadas en un posición “custom” para el pasajero. Las prolongaciones delanteras del portabultos hacen un buen trabajo como asideras para agarrarse.

El detallazo

Kymco Agility City Plus 125 La guantera central es un detalle en extinción del que prescinden la mayoría de los scooters actuales, aunque se mantiene en pocos scooters de rueda alta, como es este Agility City Plus. Cuenta con protección por cerradura que utiliza la misma llave del contacto, apertura del asiento y tapón del depósito de gasolina. Sin embargo, el contenido es mínimo y, en ese sentido, hay que mejorarlo; con el lóbulo del lado izquierdo condenado, el derecho no tiene suficiente espacio para guardar un teléfono móvil, además de que, en su interior, se dispone de una obsoleta toma de corriente tipo mechero a 12V.

Con lupa

Haz click sobre la imagen para ampliar

Kymco Agility City Plus 125 Kymco Agility City Plus 125
El disco delantero es el más grande de su categoría: mide 260 mm de diámetro y está mordido por una pinza de triple pistón, con el central conectado con la pinza posterior a través de la maneta izquierda.