• Autor del texto – Fortunato J. Sanz
  • Fecha – 4/8/2017

Literalmente se trata de «hacer la rosca«. Pero no para pelotear precisamente, sino porque tenemos que repasar la rosca de un tornillo o tuerca que se atasca, porque hay que buscarse la vida para fabricar un tornillo de una medida no estandarizada o, simplemente, queremos que el tornillo rosque directamente sobre una pieza metálica.


Herramientas mecánica La cuestión es sencilla: hacernos roscas machos o hembras donde las necesitemos, y para ello simplemente necesitaremos un juego de terrajas para hacer roscas macho (en tornillos) y machos de roscar para hacer las roscas hembras (en piezas donde haya que roscar el tornillo). No son herramientas muy habituales en nuestros talleres domésticos de bricolaje, pero os aseguro que os van a sacar de muchos apuros sobre todo en el momento más inoportuno.

Los tornillos y tuercas más comúnmente usados son los de métrica 6, 8 y 10 mm, y si tenemos terrajas y machos de roscar de esas tres medidas pocas veces nos quedaremos con la reparación empantanada porque al tornillo le falten tres milímetros de longitud, porque haga falta una rosca en tal pieza o porque el tornillo esté tan lleno de oxido y restos que ya no entre en la tuerca.

Estas herramientas están hechas con acero al carbono, templado posteriormente para dotarle de mayor dureza y entallan la rosca a base de cortar el metal sobrante que es expulsado por las entalladuras que la herramienta tiene a este efecto. Debemos ser cuidadosos con la operación ya que no tiene marcha atrás, verificando antes que los diámetros del tornillo o del taladro son los adecuados para la medida de rosca que queremos hacer. Por lo demás es un proceso sencillo al que no le faltan paciencia y maña. Antes de continuar, repasad el capítulo anterior sobre uniones roscadas que os hará falta.

Herramientas

Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Machos de roscar
Los machos sirven para hacer una rosca hembra en una pieza metálica. Están fabricados en acero HSS y cada juego consta de tres, identificados por unas franjas en su cabeza (1, 2 o ninguna para el tercero), cada uno de los cuales va haciendo la rosca progresivamente cortando el metal mientras los roscamos, el primero la prepara, el segundo la perfila y el tercero la perfecciona.
Maneral
Es el «mango» que sirve para accionar la cabeza cuadrada del macho. Por ahorrar no intentes accionarlo con una llave fija ya que puedes hacer un efecto de alabeo que puede dañar la pieza a roscar o el propio macho.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Terraja
Con ellas hacemos roscas machos a partir de superficies lisas, ya que van cortando el metal para entallar la rosca en la varilla. Ya se usan poco gracias a la variedad de tornillos que ofrece la industria, pero para repasar roscas dañadas en tornillos imprescindibles o para alargar la rosca siguen siendo imprescindibles.
Portaterrajas
Sirve para accionar la terraja. Sin ellos difícilmente podríamos ejecutar la acción con la fuerza y precisión necesarias para obtener una rosca perfecta. En su interior se coloca la terraja y tres tornillos bloquean la terraja al portaterrajas.
Herramientas mecánica Herramientas mecánica
Brocas de metal
Roscas no hacen, pero sí los orificios en las piezas para luego hacer la rosca con los machos. Para roscas métricas deberemos hacer un taladro de un diámetro igual al resultado de restar el paso del tornillo al diámetro nominal del mismo (diámetro broca = diámetro nominal del tornillo – paso del tornillo).
Extractores con rosca a izquierdas
Si la cabeza del tornillo se ha roto o está impracticable con una llave, hazte con un juego de este tipo de extractores. Le haces un taladro al tornillo (diámetro no mayor de la mitad de su grosor o el que expresamente indiquen las instrucciones de los extractores) y vas roscando el extractor hasta que su giro a izquierdas consiga extraer el tornillo rebelde.

Utilización

Herramientas mecánica Herramientas mecánica

Las terrajas presentan unas entalladuras para fijarlas al portaterrajas mediante los tornillos con los que cuenta, que al ser apretados presionan contra la terraja, inmovilizándola. Recordad que el reborde de cierre debe apretar la terraja hacia abajo.

Consejos prácticos: Hacer una rosca hembra

Herramientas mecánica 1
Comenzaremos haciendo el taladro del diámetro adecuado (en roscas métricas, diámetro broca = diámetro nominal del tornillo – paso del tornillo) y de una profundidad algo mayor a la longitud del tornillo a roscar o, si el orificio ya existe, calcularemos la medida de tornillo adecuado (diámetro del orificio + paso del tornillo a usar) y por tanto de los machos necesarios. Es conveniente hacer un avellanado a 120º para facilitar el centrado del macho y por tanto el inicio de la rosca.
2
Tened en cuenta que los machos deben penetrar totalmente perpendiculares al plano de la pieza. Podéis ayudaros de una escuadra para evitar la entrada oblicua del macho. También es conveniente lubricar la zona de corte y hacer el roscado de los machos de forma continua sin movimientos de retroceso que podrían desafilar prematuramente la herramienta. En agujeros ciegos recordad que tendremos que eliminar la viruta que haya en el fondo del agujero después de cada roscado del macho.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 3
Primero roscaremos completamente el macho numero 1 suavemente y con cuidado para ir perfilando la rosca. Si no ha entrado suave en el primer roscado repetid la operación, este es el paso más importante ya que con él se inicia la rosca.
4
Después roscaremos el macho número 2 también despacio y con cuidado, repitiendo la operación si fuese necesario.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 5
Por último, pasaremos el tercer macho para terminar de hacer la rosca.
6
Ya tenemos la rosca hecha y podremos roscar el tornillo tranquilamente.
Herramientas mecánica

Consejos prácticos: Alargar una rosca macho

Herramientas mecánica 1
Primero nos aseguraremos que el diámetro exterior del vástago del tornillo coincide con el nominal de la rosca, de ser mayor no nos servirá al tener que cortar demasiado metal y de ser inferior las crestas de la rosca quedarán sin la altura suficiente y con un perfil truncado. En la imagen se aprecia este último efecto en la parte de rosca que hemos alargado.
2
Evitad hacer la rosca a «mano alzada» ya que reduciremos la precisión de la operación y probablemente la rosca sea inutilizable. Para hacer la rosca sobre una varilla virgen deberemos hacerle un chaflán a 45º para que pueda entrar la terraja, la cual no tiene ángulo de incidencia que le permita acoplarse directamente sobre ángulos rectos.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 3
La posición del portaterrajas es importante para no hacer sufrir los tornillos de inmovilización de la terraja. El reborde de cierre del portaterrajas debe presionar la terraja hacia abajo. En la imagen vemos la posición incorrecta de accionamiento.
4
Sujetaremos la pieza en un tornillo de banco para que quede inmovilizada y roscaremos a mano la terraja en el inicio de la rosca para no forzarla y conseguir una mayor precisión en el acoplamiento inicial con el tornillo.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 5
Le acoplaremos el portaterrajas haciendo coincidir sus muescas con los tornillos de ajuste que apretaremos para fijar la terraja. Dado el rozamiento que la operación produce se debe lubricar la zona de corte con un «aceite de corte» o taladrina (mezcla de agua y aceites) que refrescan la pieza y ayudan a evacuar las virutas o limaduras.
6
Una vez lleguemos a la zona virgen iniciaremos el roscado en ciclos de media vuelta en sentido de avance y un cuarto de vuelta hacia atrás, para cortar y eliminar la viruta que se irá desprendiendo, hasta que completemos la longitud de rosca deseada.
Herramientas mecánica
Herramientas mecánica 7
Finalmente tendremos un tornillo con una mayor longitud de rosca y que podremos cortar a la medida exacta que necesitemos.

Otros
capítulos de
herramientas


Herramientas
Capítulo 1 – Llaves Fijas

Herramientas
Capítulo 2 – Llaves Adaptables

Herramientas
Capítulo 3 – Destornilladores, Allen y Torx

Herramientas
Capítulo 4 – Uniones Roscadas

Herramientas
Capítulo 5 – Herramientas para roscar


Herramientas
Capítulo 6 – Herramientas de sujeción

Herramientas
Capítulo 7 – Herramientas de corte

Herramientas
Capítulo 8 – Herramientas de desbaste (limas)

Herramientas
Capítulo 9 – Instrumentos de Medida

Related Article